Sodalicio de Vida Cristiana comunica término del Convenio con la Arquidiócesis de Río de Janeiro

Luego de 31 años de servicio a la comunidad parroquial de “Nossa Senhora da Guia”, en Lins de Vasconcelos, el Sodalicio de Vida Cristiana ha anunciado que será finalizado el convenio con la Arquidiócesis, que en el año 1986 le encargó la administración de esta parroquia en la zona norte de Río de Janeiro. En la reunión con miembros de la parroquia y del Movimiento de Vida Cristiana, se anunció que esta decisión implica también dejar, temporalmente, la ciudad de Río de Janeiro.

Fueron años en que el Señor suscitó muchos frutos tanto en la comunidad parroquial como en la familia eclesial del Sodalicio. Sin embargo, luego de mucha oración y diálogos, los hermanos comunicaron haber llegado a esa difícil decisión. “Están siendo años difíciles de crisis para la comunidad sodálite, en los cuales nos encontramos en medio de muchas fragilidades y carencias internas, pero también están siendo para nosotros una gran oportunidad espiritual de renovación y reconciliación, en la medida en que nuestra mirada esté fija en Dios. En ese sentido, muchos cambios están siendo hechos y todos ellos tienen la intención de permitir que vivamos este difícil momento con un sentido de responsabilidad y confianza en Dios”, dijo Júlio Egrejas, Superior Regional del Sodalicio em Brasil.

El Arzobispo de Río de Janeiro, Monseñor Orani Tempesta, quien recibió al Superior Regional en audiencia el sábado 14 de octubre, manifestó su comprensión ante el momento de reestructuración por el que está pasando la comunidad sodálite y, lamentando la noticia del término del convenio y de la salida temporal de Río de Janeiro, alentó a la confianza y a la esperanza. Con gran solicitud pastoral y su acogida de siempre, se comprometió a celebrar el día 10 de diciembre la ordenación de un nuevo sacerdote del Sodalicio de Vida Cristiana, el diácono Andrés Luján.

Los hermanos que actualmente conforman el centro sodálite en Río de Janeiro, serán transferidos, a partir del 31 de enero del 2018, a los centros de São Paulo y Petrópolis. Desde Petrópolis, algunos hermanos seguirán participando de las actividades del Movimiento de Vida Cristiana en Río de Janeiro y de las diversas iniciativas que siguen dando frutos como Solidaridad en Marcha, Asociación Brasileña de Apostolado, Familia de Nazaret, Misa de las Familias, entre otras.