“Agradecida con Dios por llamar a esta pequeña sierva a ser su amiga”

Connecticut, 06/01/14 (Noticias Sodálites – Estados Unidos). El tiempo de Navidad ha significado una particular alegría para la Fraternidad Mariana de la Reconciliación, pues Mónica Zúñiga, emitió sus compromisos de Plena Disponibilidad Apostólica a Perpetuidad el pasado 27 de diciembre, día en que la Iglesia recuerda la memoria de San Juan Evangelista.

PP Monica (1)

La ceremonia se celebró con una Eucaristía presidida por monseñor Frank J. Caggiano, obispo de Bridgeport, y tuvo lugar en la parroquia St. Catherine of Siena de la localidad de Trumbull, Connecticut. En esta celebración Mónica Zúñiga estuvo acompañada de Alejandra Keen, Superiora General de la Fraternidad Mariana de la Reconciliación, y algunas fraternas que viajaron desde Perú y otras ciudades de los Estados Unidos. También acompañaron numerosos fieles que llenaron el templo para ser testigos de este paso trascendental en la vocación de Mónica.

Durante la homilía mons. Caggiano, dirigiéndose a Zúñiga, resaltó la “nmensa alegría por el regalo que eres, por el regalo que serás por muchos años por venir, por tu generoso espíritu al decir sí a Jesús”. De la misma manera felicitó a la nueva profesa perpetua “por no sólo realizar el ministerio de evangelizar sino por consagrarte a Cristo, por poner a Cristo por encima de todas las demás personas o cosas, por crecer cada día más y más y ponerlo a Él al centro de todo lo que haces”.

“No tengo palabras para describir lo que siento en este momento” explicó Mónica Zúñiga a sus familiares y amigos presentes en la recepción que ofrecieron sus hermanas fraternas después de la Eucaristía. “Estoy llena de alegría, profundamente tocada y sobre todo agradecida con Dios por el regalo de mi vocación; por llamar a esta pequeña sierva a ser una de sus amigas más cercanas y, como San Juan, descansar la cabeza sobre su hombro y a aprender de Él cómo amar y ser amada”, añadió.

Zúñiga trabaja en la diócesis de Bridgeport como parte del equipo de la pastoral juvenil. Es también directora del programa “High School Apostles” y es parte del equipo organizador de Convivio, congreso de estudiantes católicos que se realiza anualmente.

Mónica Zúñiga pertenece a la Fraternidad Mariana de la Reconciliación, fundada en Lima el 25 de marzo de 1991. Cuenta con una espiritualidad y estilo propios: la espiritualidad sodálite, que fue confirmada por el Papa Juan Pablo II como un camino válido hacia la santidad. Las fraternas, con espíritu de humildad, buscan servir y amar intensamente a la Iglesia. Las identifican tres características: la plena disponibilidad apostólica, la identidad laical y la vida comunitaria.