Entrevista a Kathleen McChesney sobre el Sodalicio de Vida Cristiana

Entrevista a la especialista norteamericana Kathleen McChesney (Ex Nro. 3 del FBI) sobre el trabajo de investigación que viene realizando al interior del Sodalicio de Vida Cristiana.

¿Cuál es su experiencia en este tipo de casos?

Kathleen McChesney: Mi experiencia es que he trabajado durante muchos años para ayudar a la Iglesia a enfrentar los problemas de abuso sexual. Una de mis posiciones fue como directora ejecutiva de la Oficina de Protección al Menor para los obispos católicos de Estados Unidos y en ese trabajo yo era responsable de ayudar a todos los obispos de los Estados Unidos a implementar políticas y procedimientos para asegurarse de que los niños estén protegidos y para asegurarse de que las personas que hubiesen lastimado a menores sean retiradas del Ministerio.

También tengo experiencia en las fuerzas policiales ya que trabajé por 25 años como agente del FBI en los Estados Unidos.

También he presidido la junta directiva del Consejo Nacional de Consultoría de la Conferencia de Superiores Mayores de Congregaciones Masculinas de los Estados Unidos.

¿Cuál es el alcance y proceso de su trabajo?

Kathleen McChesney: El alcance del trabajo es revisar todas las acusaciones que se han hecho sobre los miembros del Sodalicio de Vida Cristiana en los últimos 40 años y evaluar cómo se manejaron en particular esas acusaciones. Y qué es lo que estaba sucediendo en la cultura de la Comunidad durante esos años, qué contribuyó a los incidentes de mala conducta. Y entonces también estamos observando cómo es la cultura ahora y qué políticas y procedimientos están establecidas para proteger a los niños.

Nuestro proceso es llevar a cabo las entrevistas, revisar los archivos, es buscar información de fuentes públicas y también revisar los informes de la Comisión de Ética y revisar el informe del Visitador Apostólico cuando se encuentre disponible.

¿Cómo se complementa su trabajo con el del Visitador Apostólico y la Comisión de Ética?

Kathleen McChesney: El trabajo del Visitador Apostólico es distinto a nuestro trabajo. El trabajo del Visitador Apostólico se centra en cuestiones canónicas como la expulsión del fundador, Luis Fernando Figari, que es un tema que está reservado para Roma. Nosotros no interferimos en esa cuestión en absoluto porque somos la investigación secular.

El trabajo que han hecho, sin embargo, si hacen público el informe, lo revisaremos y la información obtenida a partir de esa revisión puede impactar el resultado de nuestro trabajo. La Comisión de Ética ha hecho un trabajo increíble trabajando con las víctimas y escuchando a las víctimas que dijeron haber sido objeto de abuso por miembros del Sodalicio de Vida Cristiana en los últimos 40 años. El Sodalicio de Vida Cristiana les pidió hacer esto. Han presentado una serie de recomendaciones, han proporcionado alguna información que revisaremos  y luego sus recomendaciones particulares con respecto a individuos serán evaluadas por el Sr. Ian Elliot, uno de mis colegas y por una psicóloga de Perú, quien determinará qué tipo de acciones de conciliación deberán tomarse.

¿Ha encontrado mala conducta en los miembros del Sodalicio de Vida Cristiana o problemas en sus procedimientos?

Kathleen McChesney: Bueno, está claro que ha habido mala conducta por parte de miembros del Sodalicio de Vida Cristiana, no todos, un número pequeño, en los últimos años. Esa mala conducta es algo que vamos a examinar muy de cerca para determinar, de ser posible, cómo se permitió que esto ocurra y cuál fue la respuesta de la Comunidad frente a esas acusaciones.

El proceso que estamos utilizando es el de realización de entrevistas, pero no vamos a tener, hasta que terminemos nuestro informe final, todos los hallazgos sobre las acusaciones.

La segunda parte de su pregunta tiene que ver con las políticas y procedimientos, y en algunos casos no hay políticas y procedimientos, y en las primeras etapas de esta Comunidad, el proceso de formación fue evolucionando, no había buenos programas de formación, las cosas fueron hechas ad hoc si se quiere.

¿Ha encontrado apoyo en el Consejo Superior del Sodalicio de Vida Cristiana?

Kathleen McChesney: La actual Dirección nos ha brindado un apoyo increíble en todo nuestro trabajo. Ellos nos han pedido que vengamos como si fuésemos ajenos totalmente a esto, aunque contamos con una excelente experiencia y años de experiencia entre nosotros para hacer este trabajo. Y han sido muy útiles para ayudarnos a encontrar a la gente que necesitábamos entrevistar, y a la hora de proporcionar registros para poder revisarlos y hacer sugerencias que harán que nuestro trabajo sea mucho más fácil.

¿Qué medidas correctivas se están realizando ahora?

Kathleen McChesney: Hay un par de cosas que han ocurrido en los últimos meses. La primera cosa que el Sodalicio de Vida Cristiana ha hecho es proporcionar una formación a lo largo de sus sistemas escolares a educadores, padres y las personas que están interesadas en recibir esta capacitación. Esta capacitación es sobre abuso sexual, es acerca de cómo reconocer el abuso sexual, qué hacer si uno lo ve, cómo reconocer si alguien puede ser un agresor o alguien que trasgrede límites con menores de edad, es decir, un comportamiento o algo que sería lo que llamamos una señal de alerta que nos pueda indicar que se trata de un agresor. Esa es una de las cosas que están haciendo.

Solicitar la creación de la Comisión de Ética, fue una pieza muy importante de las acciones que han venido y vienen realizando. El informe acaba de salir de esa Comisión y ahora el Sodalicio de Vida Cristiana está siguiendo algunas de las recomendaciones, así como algunas de las recomendaciones que nosotros emitimos de manera provisional.

¿Cuándo estará listo su informe final?

Kathleen McChesney: Bueno, no estamos seguros en cuanto a una fecha se refiere, sobre cuándo se completará nuestro informe final. Esperamos que lo tengamos listo dentro de los próximos tres meses.

¿Es posible que el Sodalicio de Vida Cristiana pueda convertirse en una mejor comunidad?

Kathleen McChesney: Creo que siempre es mejor para una comunidad que tiene gente de buena voluntad evolucionar para mejor. Y eso es lo que hemos visto en el Sodalicio de Vida Cristiana, que los líderes, que la dirección actual está muy comprometida en seguir mejorando.

Hemos hecho recomendaciones internas, aproximadamente 30 recomendaciones provisionales que nos han indicado van a seguir. Y estaremos proporcionándoles orientación en cuanto a cómo poner en práctica algunas de esas políticas y procedimientos.

Posteriormente vamos a incluir nuestros hallazgos en el informe que vamos a hacer público, para que la gente pueda entender qué es lo que hemos sido capaces de encontrar después de realizar entrevistas, revisar los archivos y a partir de la información que está ahí afuera en el público.

Kathleen McChesney es experta en análisis y prevención de abusos. Ha sido agente del FBI por 24 años, llegando a ocupar el tercer lugar en la jerarquía de esa organización. Luego de retirarse trabajó con la Conferencia Episcopal Estadounidense y diversas congregaciones religiosas. Con ellos estableció la Oficina de Protección del Menor y los mecanismos y políticas de prevención de abusos en todos los Estados Unidos. Además coordinó un estudio muy importante sobre la naturaleza y alcance del abuso en la Iglesia Católica.