Homilía en la Misa de Exequias del. P. Jürgen Daum: «Cómo nos sorprende Dios»

Lima, 19/05/17 (Noticias Sodálites — Perú). El 17 de mayo falleció el sodálite sacerdote P. Jürgen Daum Vetter en la ciudad de Lima. Sus hermanos sodálites, amigos y familiares participaron de la Misa de Exequias presidida por Mons. Adriano Tomasi, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Lima.

Misa de exequias del P Jurgen Daum - Noticias Sodálites (2)

A continuación compartimos la homilía del P. Jorge Olaechea:

Querido padre Jürgen, querido Gringo,

¡Cómo nos sorprende Dios! Ya lo sabíamos, y sin embargo Él es capaz de sorprendernos una y otra vez… Quién iba a imaginarse a todas estas personas, hermanos, hermanas, hijos e hijas, padres y madres, acompañándote hoy para decirte adiós. Aquí está tu ciento por uno, Jürgen: todos aquellos a quienes nos hiciste tanto bien.

Ni tú ni yo podíamos imaginar, 23 años atrás, yo aspirante, tú sacerdote, que hoy iba a estar predicando en tu funeral, celebrando la Eucaristía contigo en el cielo… Algo que fui aprendiendo de ti, silenciosamente en esa capilla de San José donde día a día celebraste la Misa para tus hermanos, y donde aquello que tú vivías con pasión, se convirtió para ese joven en un llamado: «quiero que seas testigo de mi Cruz para tus hermanos».

Homilía - P Jorge Olaechea - Misa de exequias - Jurgen Daum - Noticias Sodálites

Y así fue, mi querido padre Jürgen: Dios nos siguió sorprendiendo… También pidiéndote que compartas su silencio, la oscuridad que alguna vez envolvió su Corazón y también el tuyo. Y una vez más me diste testimonio de que «uno no retracta lo que alguna vez juró a Dios», por más dolor o dificultad que experimente, por más frágil que uno sea. La gracia de Dios nos sostiene siempre, nuestro Señor y nuestra Madre están siempre ahí: no nos dejan, aunque a veces no sintamos su presencia.

Y permaneciste fiel mi querido hermano. ¡Y Dios siguió sorprendiéndonos! Porque con tu timidez y tu carácter «chuncho» que los dos conocíamos muy bien, te llamó a comenzar esa obra hermosa por la que el Señor ha llegado a tantas vidas: La Opción V. «Justo a mí», me decías. Sí, padre Jürgen, justo a ti… Porque así hace Dios, escoge lo frágil para mostrar su grandeza, lo que para el mundo es tonto para mostrar su sabiduría y su Amor.

Misa de exequias del P Jurgen Daum - Noticias Sodálites (3)

Pero Dios no se quedó tranquilo. Al que mucho le da, mucho le pide. Y ahora te pedía el último testimonio de su Cruz: el de saber sufrir con paciencia y con fe ese cáncer que nos sorprendió a todos… Y lo hiciste, sin esconder tu temor y fragilidad, sin estoicismo. ¡Pero con fe! Sabiendo (una vez más) que no estabas solo y que el Señor iba a sacar frutos de gracia y reconciliación para muchos también de esta enfermedad. ¡Qué modo de seguir viviendo tu sacerdocio! Completando en tu carne, como dice San Pablo, lo que falta a la Cruz de Cristo… Y una vez más le dijiste que sí a tu Señor, el mismo Señor que hoy cumple su promesa, la que hemos escuchado en el Evangelio: ahora tu alegría es plena. ¡Finalmente!

Querido padre Jürgen, mi hermano sodálite, mi hermano sacerdote, gracias por todo. Sabemos que esas últimas palabras que dejaste en la pizarra salieron de tu corazón probado y forjado en el amor y el dolor: «perdónense, ámense, gracias por todo, Dios sea bendito»… Gracias por la valentía de tu fe. Pídele insistentemente a la Virgen por nosotros, por cada uno de nosotros, para que nuestra fe también sea valiente siempre, hasta el final. Amén.

Puedes visitar la galería de fotos de la Misa de Exequias y entierro del P. Jürgen Daum Vetter.

Misa de exequias del P Jurgen Daum - Noticias Sodálites (4)