Mensaje del Superior General del Sodalicio

Alessandro Moroni, superior general del Sodalicio de Vida Cristiana, ofreció a través de un video un mensaje sobre la situación de las investigaciones sobre abusos. Señaló que se ha pedido a Roma que separe a Luis Fernando Figari del Sodalicio.

Queridos amigos, los últimos meses han sido muy duros para la Familia Sodálite porque nos han confrontado con un pasado lamentable. Un pasado que volvió como un terremoto al presente a raíz de una serie de denuncias y revelaciones periodísticas que todos hemos podido observar a través de los medio de comunicación y las redes sociales.

Luego de más de 5 meses de oración, reflexión y una dura autocrítica interna, ha llegado el momento. Hoy salimos al frente para dar a conocer públicamente cuál viene siendo la respuesta del Consejo Superior del Sodalicio de Vida Cristiana frente a estos hechos tan tristes y condenables.

Es por eso que me dirijo a la opinión pública para transmitir tres mensajes muy importantes:

Primero: Perdón. Perdón a las víctimas de cualquier tipo de abuso y atropello del que hayan sido objeto por parte de algún miembro de nuestra organización. Perdón a los denunciantes que por años no obtuvieron una respuesta satisfactoria y contundente de parte de nuestras autoridades.

Perdón a los miembros de la gran Familia Sodálite: consagrados, sacerdotes, laicos y familias que han visto mellada su generosa labor porque sus autoridades no estuvieron a la altura de las circunstancias.

Perdón a todos quienes participan en nuestras obras. A nuestro alumnos, sus familias, beneficiarios, voluntarios, colaboradores, amigos y a la sociedad.

Perdón por habernos demorado tanto en salir a darles una explicación con medidas como las que voy a anunciar el día de hoy.

Segundo: Separación. Respetamos las investigaciones y procedimientos que el Vaticano y la Fiscalía vienen desarrollando sobre estos temas. Colaboramos totalmente con ellos y estamos a la espera de sus resultados. Pero más allá de la condena eclesiástica o judicial que merezca el fundador del Sodalicio —que respetaremos y acataremos como corresponde— no queremos dejar de dar a conocer nuestra condena moral frente a sus faltas y delitos.

Después de los testimonios recibidos consideramos al ciudadano Luis Fernando Figari culpable de los abusos que se le imputan y lo declaramos persona non grata para nuestra organización, que deplora y condena totalmente su comportamiento.

Reiteramos a las autoridades del Vaticano el pedido que le hicimos personalmente al Papa Francisco en audiencia privada en diciembre pasado para que se decrete su inmediata separación de nuestra comunidad. Y finalice su insostenible retiro espiritual en nuestras instalaciones.

Tercero: Reforma integral. Anunciamos que hemos iniciado una reforma integral de nuestra organización. Asumiendo los errores del pasado con miras a construir un nuevo Sodalicio sobre las fortalezas del carisma recibido, su gran familia y sus buenas obras en el Perú y en el extranjero.

Las autoridades del Sodalicio reconocemos el pecado de no haber reaccionado de manera firme y oportuna y estamos dispuestos a asumir la penitencia que sea necesaria para obtener el perdón de Dios, la Iglesia, nuestra familia y de toda la sociedad.

Estamos seguros que con la gracia de Dios nuestra gran familia prevalecerá y saldrá adelante por encima de los errores de sus autoridades, que a partir de hoy están decididas a escribir una nueva historia.

Muchas gracias.