Sodálites

Los integrantes del Sodalitium Christiane Vitae son llamados sodálites. Los sodálites se entregan a Dios, procurando estar plenamente disponibles para el anuncio del Evangelio, cooperando, bajo las orientaciones del Magisterio de la Iglesia, para que las realidades terrenas se ajusten al Plan de Dios.

Queriendo responder a la vocación de plena disponibilidad al apostolado los sodálites hacen compromisos –que no constituyen propiamente votos religiosos– de obediencia y celibato.

En el Sodalitium existe una auténtica igualdad entre todos sus miembros en cuanto a la dignidad y acción. Entre los sodálites no existen más diferencias que aquellas surgidas del grado de pertenencia y compromiso y de las características de la función de servicio. Todos participan de la obra común y son corresponsables del andar de la comunidad.