Ambientes Seguros: Prevención de abusos

En el Sodalicio de Vida Cristiana hemos adoptado el compromiso firme de implementar y conservar ambientes seguros, a fin de proteger y salvaguardar a las personas vinculadas a nuestras actividades apostólicas, educativas y pastorales, en especial a los menores y adultos vulnerables.

Asesoría de la Dra. Mónica Applewhite:

En abril de 2016 pedimos la colaboración de la doctora estadounidense Mónica Applewhite, experta en detección, monitoreo y políticas de desarrollo para prevenir abusos sexuales. Así mismo, ella es Consultora de la Conferencia de Superiores Mayores de los Estados Unidos y ha desarrollado programas de protección de menores para numerosas organizaciones religiosas y no religiosas, en los Estados Unidos, Australia, Polonia, Irlanda, India, Italia, América Central, Canadá, Nueva Zelanda, Indonesia y las Islas del Pacífico.

La Dra. Applewhite ofreció cursos en Lima (Perú) y Guayaquil (Ecuador) sobre prevención de abusos en los años 2016, 2017 y 2018. También ha colaborado en elaboración de protocolos de conducta, prevención, denuncia y respuesta frente a abusos de diversa índole, para ser aplicados por el Sodalicio.

Sobre las bases establecidas por la Dra. Applewhite, se estableció un plan de capacitaciones que buscan ser un espacio en donde se abarque diversos temas relacionados con la prevención de abusos a menores y personas vulnerables. Estas capacitaciones están orientadas a diversos públicos como son los miembros de la comunidad, los responsables de obras apostólicas, los responsables de ambientes seguros, entre otros. Los objetivos específicos de estas capacitaciones son:

– Comprender la realidad del abuso, las consecuencias que tienen en las personas que los han sufrido, así como las circunstancias o comportamientos que pueden llevar a ello.
– Conocer cómo proceder de acuerdos a las normativas eclesiales (A nivel de Diócesis, Conferencia Episcopal y Santa Sede), así como las normativas civiles que existan en cada país en caso de darse una denuncia de abuso.
– Dar criterios a las instituciones, proyectos y obras apostólicas para la elaboración e implementación de políticas de ambientes seguros, las cuales deben incluir protocolos de conducta y de respuesta a posibles episodios de abuso.
– Actualizarse en las reflexiones e indicaciones que la Santa Sede viene brindando con relación a las normativas y procedimientos para la prevención de abusos de menores y personas vulnerables.

VIRTUS: Capacitaciones certificadas en Prevención de abusos:

A través de un acuerdo entre el Sodalicio de Vida Cristiana y National Catholic Services, se cuentan con las facilidades para utilizar materiales y formar capacitadores en prevención de abusos a través de la plataforma virtual Virtus On Line. VIRTUS es la marca registrada que identifica los programas diseñados para ayudar a prevenir las malas acciones y promover las acciones correctas dentro de las organizaciones religiosas. Los programas VIRTUS ayudan a las organizaciones y personas para controlar mejor el riesgo y mejorar las vidas de todos aquellos que interactúan con la Iglesia.

El Sodalicio de Vida Cristiana, de la mano con sus colaboradores debidamente capacitados en prevención, ha capacitado a más de 2,000 personas de las diferentes áreas apostólicas, educativas y pastorales, en diversos países donde estamos presentes desde el año 2016. Hemos capacitado a miembros del Sodalicio, directivos, directores, profesores, trabajadores, padres de familia, líderes de Centros Apostólicos, grupos pastorales, voluntarios, catequistas y agentes pastorales.

Denunciar algún abuso:

Con el fin de recibir denuncias de cualquier tipo de abuso que se haya cometido por miembros o ex-miembros del Sodalicio, fue creada la Oficina de Asistencia y Reparación. Para entrar en contacto con la Oficina y reportar algún tipo de abuso basta con enviar un correo electrónico a la Dra. Silvia Matuk, Coordinadora de la Oficina de Asistencia y Reparación: [email protected]

A través de estos esfuerzos buscamos que no se repitan nunca más al interior de nuestra comunidad ningún tipo de abuso como los que hemos reconocido con mucho dolor.