Más allá del talento

Por: José Alfredo Cabrera.

Marcelo Gallardo es el actual entrenador de River Plate y reconocido de modo unánime como uno de los mejores directores deportivos de la actualidad de los últimos cinco años. Sus logros y metas alcanzadas son a todas luces excepcionales. Tiene un lema que repite cada vez que conquista con su equipo una nueva copa: “Vamos por más”.

Sin embargo más allá de los éxitos deportivos viene siendo reconocido como un líder que enseña y orienta en aspectos que van más allá de lo meramente futbolístico. Hace poco le pidieron una conferencia-diálogo con chicos de colegio en la ciudad de Buenos Aires. Allí al calor de las respuestas que iba dejando para la reflexión, mencionó una que me llamó especialmente la atención: “más allá del talento, está la mente”.

Todos tenemos talentos. Dios nos ha dotado a todos y a cada uno de dones que nos ayudan en el camino de la vida y que sobre todo deben ser puestos al servicio de los demás. Incluso nos podemos encontrar con personas con talentos sobresalientes en diversas áreas de la vida: inteligencia, creatividad, habilidades físicas, liderazgo, capacidad de escucha, capacidades artísticas, etc. Sin embargo también reconocemos que no necesariamente basta tener talento para que nos vaya bien en la vida.

“Más allá del talento, está la mente” significa que a lo largo de nuestra vida debemos desarrollar un carácter y talante interior – llámese autodominio y madurez – que nos permitan gobernar y llevar a buen puerto los talentos que Dios nos ha dado. Existen personas con talentos impresionantes pero que humanamente no han sabido desarrollarse. O incluso puede suceder que el talento nos pueda llevar a perder la vida. Ejemplos en el mundo deportivo, artístico y profesional tenemos en abundancia.

Por ello, junto con el desarrollo de nuestros talentos, preocupémonos por enriquecer nuestra vida con una sabiduría que nos ayude a saber elegir, a tomar decisiones adecuadas, a volvernos competentes en un autodominio, conocimiento de uno mismo y madurez, que orienten nuestra vida hacia el bien y la virtud. El talento no lo es todo. Necesitamos ser sabios.

José Alfredo Cabrera es peruano de nacimiento y ha servido en la misión de la Iglesia durante varios años en Colombia y Ecuador donde actualmente reside. Es educador y psicólogo. Le gusta aprender constantemente como también servir a los jóvenes y a las familias a través de la enseñanza y la consejería.