Alessandro Moroni visitó las obras de la Familia Sodálite en Cali

Santiago de Cali, 22/10/13 (Noticias sodálites – Colombia). El día miércoles 9 de octubre Alessandro Moroni, Superior General del Sodalicio de Vida Cristiana, tuvo un cálido encuentro con diversos miembros de la familia espiritual de la ciudad de Santiago de Cali, Colombia, donde el Sodalicio fue invitado a ejercer su servicio evangelizador hace ya 16 años.

Sandro en Cali

El encuentro se realizó con diversos líderes apostólicos de la Familia Sodálite, jóvenes y adultos, quienes impulsan proyectos de evangelización juvenil, iniciativas de carácter solidario, de transformación de la cultura, así como en el ámbito de la familia y defensa de la vida; todos ellos en un ambiente fraterno transmitieron vivamente las experiencias y expectativas apostólicas que tienen frente a los proyectos que integran; además de reconocer personalmente y en su despliegue apostólico la bendición de poder formar parte de esta familia espiritual.

Los participantes de esta reunión con Moroni fueron interpelados y motivados por sus palabras de aliento y felicitación. El Superior General del Sodalicio de Vida Cristiana remarcó la importancia de la “inserción eclesial y la dinámica de apostolado que ha de marcar la misión de la familia espiritual, aportando desde el carisma recibido”. Expresó reiteradas veces su alegría por la presencia y el compromiso de los participantes de este encuentro y de la implicancia de cada uno en la misión de la Iglesia.

“Mucha calidez le noté a Alessandro con el Movimiento”, comentó María Teresa Restrepo, encargada del área de  Instrucción del Movimiento de Vida Cristiana (MVC) en la ciudad y miembro de la asociación Betania; pues “estuvo muy atento a cada uno de los participantes, tuvo muchísima acogida para cada uno, mucho cariño”; resaltando además “el entusiasmo con el que siempre estuvo participando” y “la orientación y el llamado que nos hizo a la fe, la humildad y la confianza en Dios para llevar a cabo las obras”. A Luz Ángela Tascón, líder de la Asociación Betania, le edificó mucho la cercanía de Moroni con los participantes, y se alegró mucho al percibir los “frutos de este recorrido” en Cali de más de 15 años, donde, en palabras de Moroni “algunas actividades que realizamos en Cali, son de materia de exportación”, lo que la llenó de entusiasmo.

El mismo día por la mañana, luego de un paseo cultural y religioso por los principales templos del la ciudad de Santiago de Cali, Alessandro Moroni y algunos hermanos del consejo superior del Sodalicio, participaron de un compartir fraterno con los beneficiarios y voluntarios del Centro Solidario “San José”, el cual viene brindando cobertura a más de 40 personas de manera constante desde hace más de tres años a pobladores de escasos recursos en el barrio Bellavista. Entre esta población beneficiada se prioriza la atención a ancianos, recicladores y a madres cabeza de familia.

Para Luz Helena Villegas, encargada del Centro Solidario, la visita fue “demasiado apostólica. Alessandro es una persona muy especial, es muy sencillo, y rápidamente se involucró con los beneficiarios” y valoró mucho su presencia pues “sentimos mucho más cercanía y aporte para nuestro Centro Solidario”.

El Superior General del Sodalicio quedó gratamente sorprendido con la calidez y familiaridad del ambiente que se experimentaba en el recinto gracias a la acogida de los voluntarios y la buena disposición de quienes recibían la atención. Compartieron los alimentos con ellos, quienes transmitieron su alegre testimonio por todo lo recibido en este lugar de acogida. Al final del encuentro obsequiaron a cada uno de los visitantes unos recuerdos confeccionados por ellos mismos y hechos de materiales reciclados.

La Familia Sodálite está compuesta por las asociaciones y personas que viven la espiritualidad sodálite. que busca alentar un espacio comunitario de encuentro con el Señor Jesús, para llevar una auténtica y comprometida vida cristiana. Promueve entre otras aspectos apostólicos la evangelización a las familias, el servicio evangelizador a los jóvenes, el compromiso solidario con los pobres, la evangelización de la cultura y la promoción de la vida, dignidad y derechos de la persona humana.