Betania: 25 años de servicio y escucha al Señor

betania2013

Lima, 31/05/13 (Noticias del Sodalicio- Perú). Al cumpirse los 25 años de su fundación la asociación de mujeres Betania del Movimiento de Vida Cristiana, celebró una Eucaristía en la ciudad de Lima, que fue presidida por Mons. José Antonio Eguren, Arzobispo de Piura y Tumbes. El testimonio de Dora Cabrera, una de las primeras integrantes de Betania nos cuenta cómo nació esta asociación.

La santa eucaristía fue presidida por Mons. José Antonio Eguren, antiguo amigo de varias integrantes de la asociación de Betania, a las que acompañó siendo sacerdote del Sodalicio. Durante su alentadora homilía Monseñor invitó a las betanias ━como se les conoce a las integrantes de Betania━ a siempre mirar el ejemplo de la Virgen María que sintetiza la actitud de Martha y María, actitud de servicio y de escucha al Señor Jesús. Finalmente el arzobispo, encomendó a las betanias a seguir en ese impulso evangelizador y les confió el encargo de rezar siempre por las familias y los niños no nacidos.

“Fue una eucaristía hermosa, estaba feliz agradeciendo por todos estos años”, recuerda Dora Cabrera, una de las integrantes del primer grupo de esta asociación.

“Cuando comenzamos éramos un grupo de madres de sodálites que queríamos conocer más que lo hacían nuestros hijos que se estaban formando en San Bartolo ━nos cuenta Dora━, queríamos compartir más la vida que llevaban”. En ese tiempo no existía una asociación para mujeres del movimiento que tenía pocos años de haberse organizado y el primer centro pastoral recién se había inaugurado. “A la salida de una reunión de adultos, le comenté a un sacerdote sodálite que era una pena que no existiesen grupos para adultos ━recuerda Dora━y él me respondió diciendo ‘¡por qué no podría haber, es más, se puede llamar Betania!’”.

“Mi hijo me decía que vaya a la misa del Centro Pastoral y yo luego de un tiempo me decidí a ir. Me encantó ━recuerda Dora━y cada vez me fui involucrando más. Así como mi hijo José Alfredo se enamoró del Sodalicio, así también me enamoré yo del Sodalicio, y de la espiritualidad sodálite”.

Con el tiempo se fueron organizando más grupos en Lima y en otras ciudades en las que fue creciendo la Familia Sodálite. “Nunca hubiese imaginado que creceriamos tanto, pues comenzamos con un grupo y hoy estamos en muchos lugares” señala agradecida Dora, quien recientemente estuvo en Bogotá visitando a su hijo sodálite y reuniéndose con los grupos de Betania en la capital colombiana. “Eran grupos conformados por mujeres más jóvenes, que me recuerdan el primer grupo que formamos, cuando teníamos las edades de ellas. Ha sido muy gratificante conocer esa vibrante realidad” relata Dora, quien considera que pasados todos estos años que han pasado le han dado una ocasión de amar más a Dios.

Dora, de carácter afable y risueño, al cumplirse 25 años de esos primeros momentos nos cuenta una fórmula que le dió un sacerdote sodálite: ¡Si quieres mantenerte siempre joven, tienes que ser de Betania! Fórmula que hoy Dora recomienda divertida a todas las betanias del mundo.

En la celebración por estos 25 años estuvieron presentes también las coordinadoras de la asociación Betania, el Coordinador General del Movimiento de Vida Cristiana, Francisco Cañola; las autoridades y los miembros del Sodalicio de Vida Cristiana, de la Fraternidad Mariana de la Reconciliación y de las Siervas del Plan de Dios en el Perú; así como otros integrantes de la Familia Sodálite.