Bridges organiza campaña solidaria de Navidad

Voluntarios de Bridges en la campaña Navidad es Jesús en Manchay

Este año representó un nuevo reto para Bridges, el contexto político y social en Perú es difícil y eso tuvo una repercusión en la capacidad de las personas para organizar eventos solidarios. Los voluntarios y organizadores no se dejaron vencer por la adversidad y llevaron el verdadero sentido de la Navidad a Manchay y tres asentamientos humanos de Pamplona, San Juan de Miraflores. Las visitas solidarias se llevaron a cabo entre el 10, 11, 17, 20 y 24 de diciembre.

Nuestro hermano Alejandro Molina, director de Bridges, nos cuenta que «el trabajo de preparación para estas campañas se viene realizando con varios meses de anticipación. Empezamos con varios censos, visitas a las familias y conocer más de cerca a los vecinos. Las entregas y campañas solidarias no se limitan a los días centrales sino que se expanden al acompañamiento que hemos tenido junto a los vecinos durante el tiempo».

Entrega de La caja del amor en San Juan de Miraflores

La obra más concreta durante las campañas ha sido el amor al prójimo. Durante las visitas solidarias se hizo entrega también de ‘La caja del amor’. La caja ha respondido a una necesidad material transformada en un instrumento para poder llegar a los vecinos beneficiarios, con el fin de poder transmitirles el amor y verdadero significado de la Navidad: Jesús. Es un regalo de familia a familia.

Campaña ‘Navidad es Jesús’ en Manchay (Lima)

Este año la campaña se ha centrado en el lema «Estoy aquí por ti — Jesús». Junto a Jesús e impulsados por Él los voluntarios y el equipo de Bridges busca llegar a los vecinos y los acompaña durante este tiempo de Adviento y Navidad. «De esta manera nos hacemos cercanos a ellos, les demostramos que son nuestros hermanos, que nos preocupamos por ellos, velamos por ellos. Y sobre todo, les mostramos con acciones todo lo que los amamos a cada uno de ellos. Siendo testimonio del Amor, es que podemos decir que estamos cumpliendo con nuestro objetivo de demostrar que Jesús es el verdadero amor», nos comenta Alejandro.

Mafe Nieto y Fatma Sleiman, voluntarias de Bridges

Fatma Sleiman, voluntaria de Bridges, nos cuenta que «el poder llevar la magia de la Navidad a niños que necesitan un poquito de esa alegría para seguir creyendo que el mundo tiene amor de sobra para compartir, es fundamental. Este año por primera vez a mis 26 años pude vivir una navidad cerca a Jesús. Estas campañas me enseñaron a mirar una nueva dirección para mi vida. Volví a tener 12 años y sentí el amor de recibir una sonrisa que alegró mi mañana. Creo que estas campañas no solo quedarán en los corazones de todos los niños, sino en los de todos los que participamos en ellas».

Ronan Watterson, misionero estadounidense

Ronan Watterson, misionero estadounidense, participó también de las campañas de Bridges, y nos cuenta sobre su experiencia que «durante mi tiempo en Lima este mes de diciembre, tuve la bendición de trabajar con Bridges durante las visitas solidarias. A medida que nos adentramos en las campañas, preparando y distribuyendo donaciones, y conociendo a los vecinos, también nos preparábamos espiritualmente para la venida de Cristo. Estas experiencias han sido increíbles pero lo que más me impactó, en comparación con mis otros viajes, ha sido la relación de cariño que he podido desarrollar con los vecinos y las personas con las que he trabajado. Cada vez que puedo venir a servir a Perú, regreso a los Estados Unidos revitalizado, rejuvenecido, listo para llevar este amor radical que he experimentado al mundo secular en el que vivo. Agradezco a Dios por el regalo de haber pasado tiempo con los que Él ama en esta Navidad».