Superiores del Sodalicio recibieron capacitación sobre las características del agresor clérigo

Durante la más reciente reunión de superiores del Sodalicio de Vida Cristiana realizada de manera online, Mons. Luis Manuel Alí Herrera, Obispo Auxiliar de Bogotá y miembro de la Pontificia Comisión para la Protección de Menores, ofreció la conferencia «Las características del abusador clérigo».

Mons. Luis Manuel Alí Herrera, Obispo Auxiliar de Bogotá, durante su charla online

La conferencia analizó las conclusiones de importantes investigaciones realizadas en todo el mundo que han permitido dar luces sobre el perfil del abusador clérigo, entre ellas estaban: La investigación del 2011 que el John Jay College of Criminal Justice realizó a solicitud de la Conferencia Episcopal Estadounidense con las características y contexto del abuso cometido por clérigos; el informe de la Comisión de la Verdad de la Australian Royal Commission presentadas en el 2017; la investigación solicitada por la Conferencia Episcopal Alemana a tres universidades presentada en el 2018; y el documento de análisis sobre la crisis de la Iglesia en Chile realizada por la Pontificia Universidad Católica de Chile presentado en septiembre del 2020.

Mons. Luis Alí mencionó la importancia de estudiar a profundidad estas investigaciones que permiten comprender mejor las raíces del abuso sexual a menores.

Estadísticas de abuso de acuerdo a las investigaciones realizadas en Estados Unidos y Australia a lo largo del tiempo

Haciendo mención a dichas investigaciones detalló que no existe un único factor que desencadene un abuso, sino que son varios factores los que intervienen. Citando al investigador sobre el abuso infantil David Finkelhor, desarrolló los cuatro factores que producen un abuso: Cuando un adulto se siente más identificado con menores de edad que con personas adultas; cuando justifica las transgresiones contra un menor; cuando elabora un ambiente alrededor de un menor que puede favorecer el abuso; y finalmente cuando realiza «grooming» o técnicas de seducción que hacen que el menor lo idealice.

Mons. Luis Alí detalló que los informes también concluyen que en un gran porcentaje de los abusos cometidos contra menores realizados por clérigos, éstos no presentan algún tipo de trastorno o desviación patológica.

A modo de conclusión Mons. Luis Alí invitó a los superiores del Sodalicio a darle importancia a todos los trabajos que fomenten la cultura de la prevención, señalando que «en nuestras organizaciones y ambientes eclesiales debemos tomar muy en serio la prevención y una cultura de buen trato a través de protocolos de prevención. Necesitamos insistir en protocolos y estrategias de prevención pero también en nuestros mecanismos de rendición de cuentas en las instituciones eclesiásticas».