Card. Rodé ordena diáconos a dos integrantes del Sodalicio de Vida Cristiana

Lima, 18/06/10, (NE – eclesiales.org).- En el marco de una intensa celebración Eucarística presidida por el Cardenal Franc Rodé, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, dos integrantes del Sodalitium Christianae Vitae recibieron ayer la ordenación diaconal. La Eucaristía se celebró en la iglesia Nuestra Señora de la Reconciliación en la capital peruana, que se vio colmada de integrantes de la Familia Sodálite, familiares y amigos de los dos nuevos diáconos. Hernán Alvarez, peruano de 32 años, y Alejandro Gallego, colombiano de 33 años, recibieron del Cardenal Prefecto este primer grado del sacramento del Orden Sacerdotal, en medio de la alegría de los participantes.

Durante su homilía, dirigiéndose a los nuevos diáconos, el Card. Rodé afirmó que «cuando respondiendo a la llamada de la Iglesia pronuncian “aquí estoy”, ustedes han expresado su disponibilidad a una entrega total y sin retorno al servicio del Señor y de su Iglesia. Es un momento significativo de su vida (…) por el cual se alegran sus hermanos de la Familia Sodalite, la Iglesia en el Perú y la Iglesia Católica entera». «La gracia que les ha sido dada —añadió más adelante— es el signo de un amor especial del Señor. Con el paso dado hoy ustedes ponen orden en las cosas, orden en sus vidas. Dios en primer lugar. En comparación con El todo el resto cuenta poco, todo es efímero, solo su amor es eterno».

Asimismo, el Cardenal Prefecto les pidió que «hagan que brille Jesús ante los hombres. Que vean estas buenas obras y por ello den gracias y gloria al Padre que está en los Cielos. Hoy reciben la misión de anunciar la Palabra de Dios y la invitación a vivir lo que enseñan. Serán los hombres de la Palabra. Esta Palabra que tiene que ser en ustedes como un fuego ardiente (…) que brota sin obstáculo de un corazón totalmente entregado al Señor».

«Que la entrega al Señor y la contemplación de su rostro —afirmó al concluir su homilía—, la pureza del corazón y del cuerpo, los transforme poco a poco y haga de ustedes hombres luminosos y alegres, con un corazón compasivo, cercano a todo sufrimiento humano, humildes y libres, a ejemplo de Jesucristo y de sus santos».

El Sodalitium Christianae Vitae es una sociedad de vida apostólica de derecho pontificio fundada por D. Luis Fernando Figari el 8 de diciembre de 1971 y aprobada de manera definitiva por Su Santidad el Papa Juan Pablo II el 8 de julio de 1997.
Galería de fotos.