“Con tu amor y entrega a Jesús, eres una muestra visible de que Él está vivo”

Rudolf Haid

En un ambiente de alegría y agradecimiento a Dios, nuestro hermano Rudolf Haid emitió sus Compromisos de Plena Disponibilidad Apostólica a Perpetuidad el pasado 27 de noviembre en una Santa Misa presidida por el P. Jaime Gómez, S.C.V., en la Capilla Santa Teresita, ubicada en Pilar, Argentina.

De la celebración eucarística participaron José David Correa, Superior General del Sodalicio, Juan Carlos Boldt, Vicario General, hermanos sodálites de la comunidad en Argentina y demás países, y diversos amigos miembros de la familia espiritual en dicho país.

El P. Jaime Gómez durante la homilía.

En la homilía y meditando sobre el tiempo litúrgico de Adviento, el P. Jaime resaltó que “tu vocación, querido Rudolf, y este acto solemne que hoy celebramos, son ya un signo claro, una señal del Adviento que estamos viviendo como cristianos. Con tu amor a Jesús y tu entrega a Él y al apostolado, eres una muestra visible de que Él está vivo y que quiere llegar a los corazones de cada vez más personas para así transformar el mundo”.

Luego, el sacerdote celebrante subrayó la importancia de la vida comunitaria en el Sodalicio “centrada en Jesús y sus promesas, es un signo claro de anuncio. Los sodálites descubrimos que estamos llamados a vivir en común y, así como los primeros discípulos, teniendo un mismo corazón y un mismo espíritu”.

Rudolf emite sus Compromisos de Plena Disponibilidad.

Finalmente destacó la presencia de los asistentes, miembros de la familia espiritual, como “un signo claro de evangelización donde todos juntos, desde nuestra vocación específica y nuestros dones particulares, cooperemos con la Iglesia en su misión de anunciar a Jesús. Así, todos juntos, hermanados en Cristo, permanezcamos en vela esperando la llegada del Señor”.

Concluida la Santa Misa, Rudolf agradeció a todos los presentes y compartió su testimonio y experiencia que la Virgen María es una de las personas más importantes en su vida y vocación. “Fue por María que conocí a mi comunidad sodálite, al Movimiento, a la Familia Espiritual”, mencionó Rudolf, “en mis primeros pasos, vos José David me enseñaste a rezar y meditar el Evangelio. El primer evangelio que rezamos fue el de San Lucas. Cuando Jesús está en la barca y le dice a Pedro: ‘rema mar adentro’”.

Rudolf agradeció a la Virgen María por su presencia en toda su vida.

Asimismo, resaltó que “en estos días entendí lo que ha significado para mí ese “rema mar adentro”. Ha significado: “entrá en vos Rudolf”. Entrá en tu corazón. Animáte. Llega hasta lo más hondo. Conocéte. Conocé tu verdad más profunda: profundizá hasta encontrar que sos un hijo totalmente amado por Dios Padre”.

Agradecemos y contamos con sus oraciones por la fidelidad y apostolado de Rudolf.

Aquí compartimos algunas fotografías de la Santa Misa.