Dos nuevos profesos perpetuos en el Sodalicio de Vida Cristiana

Lima, 30/11/11, (Noticias del Sodalicio – Perú). En la Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, celebrada el sábado 19 de noviembre en la Iglesia Nuestra Señora de la Reconciliación de Camacho, dos sodálites realizaron sus compromisos de plena disponibilidad apostólica a perpetuidad en el Sodalicio de Vida Cristiana.

Gianfranco Zamudio, peruano, y Christian Vinces, ecuatoriano, se consagraron de por vida al servicio del Evangelio en la misa que presidió Mons. Carlos García Camader, Obispo de Lurín, y en la que participaron sus familiares, los miembros y autoridades del Sodalicio, así como numerosos miembros de la Familia Sodálite, entre ellos una gran delegación venida desde Santiago de Guayaquil para acompañar de manera especial a Christian.

En su homilía Monseñor Carlos haciendo referencia a la solemnidad de Cristo Rey comentó: «Qué bonito que ese reinado de Cristo no lo hizo él sólo, ni lo quiso hacer sólo, contó con hombres y mujeres, para que juntos puedan llevar adelante esta misión. Con hombres y con mujeres. Y cuando leemos

las páginas del Evangelio, ¿con quién nos encontramos?, con la Virgen, principalmente. Y cómo María nos enseña que en ese reinado no se entra por las muchas cosas o cualidades o dones que tú tienes. Más bien despojados de tolo lo que somos y tenemos, entramos por un camino: “hágase según su palabra”, libertad total, disponibilidad».

Y dirigiéndose a los profesos señaló: «Por eso queridos hermanos, hoy que ustedes, desde su bautismo, como hijos de Dios, como miembros vivos de la Iglesia, tienen un gran reto para vivir su compromiso y su entrega total a Cristo: tener como modelo a María en la acción y en la contemplación».

Al finalizar la Eucaristía los nuevos profesos recibieron los saludos y felicitaciones en el salón parroquial.

El Sodalitium Christianae Vitae, Sodalicio de Vida Cristiana, es una sociedad de vida apostólica de derecho pontificio, integrada por laicos y sacerdotes, fundada el 8 de diciembre de 1971 y aprobada de manera definitiva por Su Santidad el Papa Juan Pablo II el 8 de julio de 1997.

Galería de fotos