“El Espíritu Santo sigue acompañando y motivando a todos los miembros de la Hermandad”

Entrevista a Gerardo Samamé, Mayordomo de la Hermandad de Nuestra Señora de la Reconciliación

La Hermandad de Nuestra Señora de la Reconciliación se encuentra próxima a celebrar sus 31 años de fundación manteniendo la fe y devoción a la Virgen María a pesar de las adversidades que enfrentan actualmente.

Con este motivo, conversamos con Gerardo Samamé Bernabé, actual Mayordomo de la Hermandad, quien nos cuenta la importancia de celebrar este trigésimo primer aniversario.

  • ¿Qué significa este nuevo aniversario para la Hermandad?

Para el Directorio y todos los hermanos llegar a los 31 años de existencia significa una gran alegría en las que el Señor nos permite caminar un año más en compañía de María porque, a pesar de las dificultades que vivimos día a día, seguimos juntos viviendo la piedad filial a nuestra Madre.

Creemos que el Espíritu Santo sigue acompañando, motivando y transmitiendo a todos los miembros de la Hermandad la fe en el Señor Jesús y poder vivir los acentos que caracterizan a nuestra familia espiritual lo cual afecta muy positivamente en nuestra vida diaria y, sin darnos cuenta, ya hemos cumplido 31 años juntos bajo el manto protector de Santa María.

También es un aniversario de retos ya que por segundo año consecutivo no podemos salir a las calles en Procesión como tradicionalmente lo hacemos por las diversas urbanizaciones, calles plazas y capillas donde muchos fieles esperaban la visita de la Virgen para manifestarle su gratitud y amor a través de diversos homenajes.

Gerardo Samamé, Mayordomo de la Hermandad.

  • ¿De qué manera la pandemia ha afectado las actividades de la hermandad en este tiempo?

Para toda la Hermandad es una etapa muy dura y aleccionadora y también de retos y oportunidades. Hasta el año 2019 habíamos vivido las experiencias de vivir nuestra fe a Jesús y la devoción a nuestra Madre, con retiros espirituales, charlas, actividades de apostolado y sobre todo el recorrido procesional durante el mes de agosto que en el año 2020 y este año 2021 no los podemos realizar.

Nuestra fe también pasó por pruebas muy grandes y entonces tuvimos que agarrarnos fuertemente de la mano extendida de nuestra Madre, Nuestra Señora de la Reconciliación, de forma más urgente y necesaria porque la enfermedad de muchos hermanos y hermanas, la muerte de decenas de ellos nos tocó profundamente, no solo a sus familiares directos sino también a todos nosotros que conformamos una gran familia espiritual.

Sin embargo en este período de pandemia en el Directorio asumimos el reto de realizar algunas actividades que han ayudado a aumentar la devoción a nuestra Madre. Así, gracias a la ayuda de la tecnología, hemos podido organizar y realizar entre otros. El Rezo semanal del Santo Rosario bajo la responsabilidad rotativa de las cuadrillas existentes, La visita de la Virgen Peregrina a las casas de los Hermanos y devotos de nuestra Madre. También este año logramos realizar un retiro espiritual virtual de dos días con la participación de un centenar de hermanos, asimismo venimos realizando la Novena en la Parroquia Nuestra Señora de la Reconciliación en forma presencial, algo muy deseado por nuestros hermanos y hermanas.

Finalmente, esta pandemia nos ha dado la oportunidad de vivir más cercanamente la fe con nuestras familias en casa, y vivir la caridad con nuestros hermanos más necesitados (sea material, económica o de salud) lo cual se ha direccionado a través de la Parroquia y, en otros casos, de manera directa a los miembros de nuestra Hermandad.

  • ¿Cómo podemos incrementar nuestra devoción a Nuestra Señora de la Reconciliación en este aniversario?

Como Directorio y con la asesoría de nuestro Asesor Espiritual, el P. Juan Carlos Rivva, venimos incrementando la devoción a nuestra Madre, a través de las redes sociales y medios de comunicación que disponemos invitando a la continuidad al rezo del Santo Rosario los sábados, a la participación en más charlas de profundización en la fe y vida cristiana, la realización de la Novena para la celebración del Aniversario de la parroquia, entre otros. Igualmente hemos creado los subsidios celebrativos de Nuestra Señora de la Reconciliación.

Finalmente seguimos invitando a más devotos a que pertenezcan a nuestra Hermandad, continuaremos con el apostolado y caridad, y prepararnos para volver a celebrar el recorrido procesional de nuestra Madre Santísima en el año 2022.

  • ¿Qué expectativas tiene la Hermandad hacia el futuro? 

Creemos que superada la etapa de restricciones, motivada por la pandemia, volveremos a reunirnos presencialmente para vivir nuestra fe como hermandad, compartir socialmente  y desarrollar nuestras labores apostólicas con regularidad.

Aparte de seguir con nuestras tradicionales actividades anuales, creemos que debemos propiciar nuevas formas o maneras de aproximación y convocatoria a los fieles y personas de fe, especialmente a los niños y jóvenes que participan en las diversas parroquias para dar a conocer a nuestra hermandad y la piedad filial a Santa María.

Venimos preparando un proyecto para incorporar a los jóvenes para que pertenezcan a nuestra Hermandad, en ese sentido es importante tener presencia en el MVC. En todas partes del Perú como en el extranjero donde se le tiene mucha devoción a nuestra Madre ya que es un pilar fundacional de la vida y misión sodálite.

Gerardo Samamé Bernabé es miembro de la Hermandad Nuestra Señora de la Reconciliación desde 2005 y fue nombrado Capataz de la cuadrilla 4 dos años más tarde. Esta oportunidad le permitió conocer y vincularse a la familia espiritual y el Movimiento de Vida Cristiana. Más adelante fue elegido como Secretario de Promoción y Deportes de la Hermandad, para el período 2012-2015.

Gerardo es ahora el Mayordomo de la Hermandad, cargo en el que  trabaja desde el año 2016 buscando servir fraternalmente a todos los hermanos y procurando acrecentar su piedad filial a Santa María.