Entrevista a Jorge Luna: «Debemos renovarnos en nuestro ardor apostólico»

Lima, 06/12/19 (Noticias del Sodalicio – Perú). Del 31 de octubre al 2 de noviembre del 2019 los sodálites de la Región Perú se reunieron en la ciudad de Arequipa para compartir sobre la situación comunitaria y de las obras apostólicas de la Región. Las actividades se realizaron en la casa de retiro Santa Luisa de Chilina donde compartieron momentos de diálogo, exposición y oración. El encuentro contó con la presencia del Superior General, José David Correa, y con algunos miembros del Consejo Superior. Concluyó con una Santa Misa presidida por Mons. Javier del Río Alba, Arzobispo de Arequipa.

Jorge Luna, dirigiendo unas palabras en el Encuentro de la Región Perú

Entrevistamos a nuestro hermano Jorge Luna, Superior Regional del Perú, para que nos comparta algunas reflexiones a partir de este encuentro:

¿Cuál es la presencia actual del Sodalicio en el Perú?

Actualmente, en el Perú, somos alrededor de 40 hermanos repartidos en 9 comunidades presentes en Piura, Lima, Chincha (Ica), Arequipa y Ayaviri (Puno).

¿Cuáles eran los objetivos de este encuentro?

Un primer objetivo era reunir a todos los hermanos que viven y realizan su labor apostólica en la región Perú. Somos alrededor de 40 hermanos repartidos en 9 comunidades y atendiendo diversas iniciativas y obras apostólicas. Además fue una valiosa oportunidad que tuvimos de estar todos juntos, de rezar juntos, de dialogar y escucharnos, de reencontrarnos entre nosotros.

También tenía la finalidad de poder ver y apreciar lo que el Señor ha ido suscitando en nuestro apostolado y que actualmente atendemos en las ciudades donde estamos y tratar de discernir juntos por donde quiere Dios que avancemos.

Y un tercer objetivo era poder renovarnos en el llamado personal y comunitario que Dios nos hace a anunciarlo en tierras peruanas y por ende renovarnos en nuestro ardor apostólico.

Después de la misa, sodálites presentes del encuentro de la Región Perú junto a Mons. Javier Del Río, Arzobispo de de Arequipa.

¿Qué ha significado para la Región este encuentro?

Creo que ha sido un momento importante de comunión, confraternidad y diálogo. Además, ha sido una ocasión de agradecimiento a Dios por todas sus bondades para con nosotros. Agradecimiento por nuestra vocación, por cada uno de los hermanos, por las iniciativas apostólicas que Él ha querido que florezcan y cuyos frutos se deben totalmente a Él. Creo que también ha sido el inicio de poder plantearnos con realismo y discernimiento por dónde quiere el Señor que lo anunciemos y como podemos poner nuestros dones, individuales y comunitarios, al servicio de la misión que Él nos confía.

¿Qué se puede esperar de la misión del Sodalicio en el Perú en los próximos años?

Los últimos años han sido años difíciles, pero creo que han estado llenos de enseñanzas y nos van ayudando a ser humildes, a confiar en el Señor y centrarnos en Él. Dios mediante, en este tiempo que viene, podamos ser muy generosos en anunciarlo, siempre de la mano de María, Nuestra Señora de la Reconciliación. Creo que con la dócil apertura a lo que el Señor nos va mostrando, debemos salir a presentarlo fielmente a todos los que lo necesitan y pone en nuestro camino.