«Nuestro servicio tiene que ser el acudir, de manera privilegiada, a los hermanos más pobres y necesitados»

Superior General del Sodalicio participa de jornada sobre solidaridad “Identidad y Carisma”

Jornada internacional sobre solidaridad Identidad y Carisma - Sodalicio

Con el objetivo de resaltar el amor preferencial por los pobres en la Iglesia y de compartir experiencias y reflexiones, 45 representantes de las diversas iniciativas y proyectos solidarios de la familia espiritual en Colombia, Ecuador, Perú, Estados Unidos, Argentina y Costa Rica participaron de la Jornada Solidaria “Identidad y Carisma” el pasado 21 de mayo de manera virtual.

Esta jornada contó con la intervención de nuestro hermano José David Correa, Superior General del Sodalicio de Vida Cristiana, quien, gracias a su experiencia en diferentes proyectos solidarios en la familia espiritual en diversos países, pudo compartir sus reflexiones sobre la importancia del amor preferencial por los pobres propios del carisma sodálite y de la Iglesia universal.

José David Correa, Superior General del Sodalicio en Ayaviri (Puno, Perú)

Durante su presentación, José David destacó que “como miembros de la Iglesia y de la familia espiritual sodálite nos descubrimos invitados a renovar nuestra conciencia de que la vivencia de la caridad a los más necesitados no es algo opcional o secundario, sino que forma parte esencial de la identidad cristiana y de la identidad de nuestra familia espiritual”.

Con ello, nuestro Superior General, invitó a los asistentes a que el foco del servicio de cada iniciativa o proyecto “tiene que ser el acudir, de manera privilegiada, a los hermanos más pobres y necesitados confirmando nuestra misión y comprometiéndonos a dar un mejor y mayor servicio solidario y evangelizador”.

Más adelante, José David resaltó como características del apostolado a los más necesitados la evangelización y la promoción humana, la cual “debe ayudar a que la persona, de condiciones menos humanas, alcance condiciones más humanas hasta llegar al pleno conocimiento del Señor Jesús”.

Algunos de los participantes de la jornada internacional

Finalmente, exhortó a los asistentes a buscar “que nuestro apostolado solidario esté vinculado a un itinerario, un programa de formación y de acompañamiento espiritual para que el necesitado comprenda, a la luz del Evangelio, su dignidad a los ojos del amor de Dios”.

Luego de la charla de José David, los participantes tuvieron la oportunidad de formular preguntas, compartir sus experiencias de solidaridad e inquietudes con el Superior General y con los demás asistentes. También se dispuso un momento de reflexión personal sobre lo recibido en la charla y diálogos, y un espacio de trabajo en grupos que concluyó el evento con exposiciones de las conclusiones y reflexiones de cada grupo de trabajo.

José David Correa y Andrés Quintanilla en la jornada internacional sobre solidaridad

José David Correa y Andrés Quintanilla durante la jornada solidaria internacional

Nuestro hermano peruano-brasileño, Andrés Quintanilla, Director de Solidaridad en Marcha de Brasil (SOMAR), resalta que el poder participar de esta jornada significó para él “un marco importante dentro del trabajo solidario de la familia espiritual ya que ha sido una reunión donde todos pudimos compartir experiencias. Nuestro objetivo en SOMAR ahora es materializar construyendo redes y puentes de formación entre nosotros y los más necesitados. También tenemos la expectativa de poder participar en otro encuentro como este”.

Katya Alva, peruana, Directora de Solidaridad en Marcha en Perú (SEM) nos comparte “con alegría y esperanza, cómo Dios se ha hace presente en nuestras vidas, de manera particular en nuestro apostolado solidario hacia nuestros hermanos más vulnerables. En la jornada me descubrí una vez más convocada por nuestro Padre Bueno a entregarme con el mismo ardor por la misión apostólica cómo nuestra Madre María; dentro y desde nuestra espiritualidad sodálite y volver a refrescarme, volver a las fuentes de nuestro carisma e identidad cómo familia espiritual. Me motiva a repetir: como San Juan Pablo II «nueva en su ardor, nueva en sus métodos y nueva en sus expresiones»”.

Katya Alva, Directora de Solidaridad en Marcha (SEM) Lima, junto a colaboradores en uno de los centros médicos solidarios