Jóvenes de la Familia Sodálite organizaron Misiones Urbanas en Ciudad Pachacútec

Lima, 25/07/12, (Noticias sodálites – Perú). Por primer año se pone en marcha Misiones Urbanas, una iniciativa de la Familia Sodálite, en donde participan además de sodálites y fraternas, jóvenes del Movimiento de Vida Cristiana del Callao, quienes dieron catequesis a niños y adultos del 20 al 25 de julio en los asentamientos humanos de Ciudad Pachacútec.

“Con ello buscamos expresar el amor por los más necesitados”, nos cuenta uno de los protagonistas de estas Misiones Urbanas, fue el sodálite Julio Muriel, quien visitó muchos hogares en los asentamientos de la parroquia San Gabriel de la dolorosa, con la Virgen Peregrina para enseñarles a rezar e invitarlos a las actividades diarias como: catequesis para niños y adultos, juegos para niños, hacer denarios, pintar figuras religiosas.

“Estamos ayudando a renovar la fe de personas que han venido de diferentes lugares del Perú y tratan de buscar un lugar donde vivir, y muchos de ellos se encuentran necesitados de católicos que renueven la piedad y la fe que habían aprendido de sus pueblos de origen. Llevar una imagen de Nuestra Señora de la Reconciliación a las casas, generaba apertura y confianza, renovando la vida de fe y oración que compartimos con cada familia, y nos identificaba claramente como católicos”, señaló.

Otro asentamiento, estuvo a cargo de Susana Gamero de la Fraternidad Mariana de la Reconciliación, quien nos cuenta cómo se distribuyen las jornadas diarias de las Misiones Urbanas. “Llegamos aproximadamente ocho de la mañana, luego realizamos misión puerta a puerta, es decir, visitamos casa por casa en los poblados que estamos sirviendo para conocer a las familias, conversar con ellos, ver sus necesidades espirituales y presentarles al Señor Jesús o ayudarlos a reavivar su fe. En las tardes realizamos talleres con niños, jóvenes y adultos donde a través de dinámicas, reflexiones basados en el Catecismo de la Iglesia Católica y la biblia, además del propio testimonio les mostramos a la persona del Señor Jesús, la aventura de seguirlo, la necesidad de la oración y la importancia ser apóstoles en sus propio entorno: colegio, trabajo, familia, es decir, es su vida cotidiana; al promediar las cinco de la tarde retornamos a nuestros hogares”.

Muchos jóvenes que se preparan para recibir la Confirmación y miembros del MVC del Callao participaron en días distintos haciendo diversas actividades de apostolado como enseñar a rezar a las familias, llevar la Virgen peregrina a los hogares que deseaban, jugar y cantar con los niños.

Luego de ser testigos de tanta necesidad espiritual y material los jóvenes del Movimiento de Vida Cristiana se han propuesto hacer dos misiones anuales y ampliar las visitas a más asentamientos ya que Pachacútec tiene muchísimos. Para las próximas Misiones Urbanas se espera duplicar el número de misioneros para llevar a más hogares el mensaje cristiano de fe, esperanza y caridad, en medio de las adversidades.

MIRE LA GALERÍA DE FOTOS