Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.

Noticias

Sodalicio de Vida Cristiana / Noticias  / Mauricio Sinelli fue ordenado diácono en la parroquia de Sant’Ana, São Paulo

Mauricio Sinelli fue ordenado diácono en la parroquia de Sant’Ana, São Paulo

En una conmovedora ceremonia, que tuvo lugar el pasado 21 de noviembre en la parroquia de Sant’Ana, nuestro hermano Mauricio Fontes Sinelli recibió la ordenación diaconal. La celebración, presidida por Dom José Negri, PIME, Obispo diocesano de Santo Amaro, marcó un paso significativo en el camino de Mauricio hacia el sacerdocio.

Mauricio Sinelli junto a sus hermanos sacerdotes y Mons. José Negri, PIME, Obispo diocesano de Santo Amaro.

Nuevo diácono junto a Mons. José Negri y sus hermanos sacerdotes.

En una parte de su homilía, Mons. José Negri explicó que los primeros diáconos fueron escogidos justamente para ser siervos y al respecto agregó: “Ser siervo significa compadecerse de los otros que vamos a servir. Entonces el servicio significa entrar en el misterio de Jesús Crucificado. Él, que fue el Siervo de los siervos, Él que se ofreció hasta la muerte, hasta la cruz, hasta donar todo su Ser”.

“Y tu trabajo querido hermano Mauricio sea justamente el trabajo de llegar hasta los otros, de donar todo lo que eres al servicio de la Iglesia”, dijo.

Aquel día definitivamente ha marcado un hito significativo en la vida de Mauricio, quien al final de la Misa compartió: “Al inicio de mi consagración en el Sodalicio, surgió la vocación al sacerdocio ministerial. Siempre me repetía durante mucho tiempo que yo estaba esperando este momento. Y no hace mucho que entendí que en verdad es el Señor que me esperó y me espera, me continúa esperando”.

Reflexionando sobre esta hermosa experiencia, nos dijo: “La ordenación diaconal en camino al sacerdocio es mi respuesta al llamado que el Señor me hizo de consagración en la comunidad sodálite desde muy joven. Para mí es la continuación del sí dado cuando hice mi promesa de aspirante en el Sodalicio en el año 1996”.

Cabe resaltar que esta ceremonia coincidió con la Memoria de la Presentación de la Virgen María, añadiendo un especial significado. Mauricio destacó la resonancia de esta fecha, expresando: “resuena para mí una llamada a confiar en el Señor y responder con un ir atrás de Él, seguirlo, como lo hizo de manera única su Madre, la Virgen Santísima”.

Diácono Mauricio Sinelli con su papá y una familiar en el día de su Ordenación diaconal.

Diácono Mauricio junto a su padre y su madrina de bautismo.

Además de sus familiares y amistades, en la ceremonia estuvieron presentes sus hermanos de la comunidad sodálite, entre ellos Juan Carlos Boldt, Vicario General del Sodalicio de Vida Cristiana, y el P. Marcello Carrillo, Asistente General de Espiritualidad.

Por otro lado, reflexionando sobre el acompañamiento que recibió en este tiempo de preparación, Mauricio compartió: “En un camino vocacional muchas personas están involucradas con roles y participación distintas. Creo que en los últimos dos años lo que fue decisivo como camino de curación, de reconciliación fue el apostolado personal. Volver a las intuiciones iniciales del llamado, volver a cuidar de los hermanos y hermanas que el Señor me ha confiado, donar mi vida por ellos, donar mi tiempo, donar mi corazón”.

El sodálite Mauricio Sinelli durante su Ordenación diaconal.

Mauricio, durante la ordenación diaconal.

En medio de este tiempo de gracia, el nuevo diácono quiso compartir con la familia espiritual que “hay una vida, no cualquiera, la Vida, escondida en Dios, y ella es maravillosa”.

Finalmente, felicitamos a Mauricio por esta nueva etapa en su camino hacia el sacerdocio, confiando en que su servicio sea fructífero y que Dios lo guíe siempre con Su amor y sabiduría.