Misiones en Cali: “El momento de amar y entregarnos es hoy”

Cali 18/07/13 (Noticias sodálites – Colombia). Jóvenes universitarios del Movimiento de Vida Cristiana (MVC) en Cali realizaron unas misiones en Bitaco, un pueblo que se encuentra a unos 35 kilómetros en las afueras de la ciudad.

Misiones Cali 2013

El objetivo principal de las misiones fue apoyar el trabajo evangelizador que realizan las hermanas Siervas Misioneras del Divino Espíritu, con campañas de promoción y prevención en salud, trabajo recreativo con niños y jóvenes, y principalmente desarrollando diversas actividades catequéticas y espirituales con niños, jóvenes y adultos. También pintaron un aula en una de las escuelas que pronto será adecuada como salón de lectura.

María Isabel Molina, estudiante de medicina quien participó de estas misiones, explica su experiencia, en la cual “muchas veces dejamos pasar el tiempo, pensando qué podríamos hacer por el otro, creyendo que sólo con cosas extraordinarias y materiales es que podemos servir a los demás. Estas Misiones en Bitaco, me permitieron reafirmar mi idea de que entregarse al otro de la forma más sencilla, con un gesto de amor, una sonrisa, unas palabras de aliento, tiene más poder. Que el momento de amar es ahora y el tiempo de entregarnos es hoy. Cuando emprendemos la tarea de servir al otro, crecemos como seres humanos y valoramos más lo esencial de la vida”, comparte.

“El servicio es una palabra que se vive día a día durante el transcurso de las misiones”, describe Alejandro Nieto, también participante de estas misiones y nos cuenta que para él “lo más importante de todo es pensar a cuantas personas pudimos sacarles aunque sea una sonrisa en mitad de su soledad, y eso para mí y mis amigos es algo fundamental; brindar un poco de esperanza y alegría siempre que podamos”.

Alejandro también nos cuenta sobre la importancia que tiene para todo misionero el salir al encuentro de las personas necesitadas explicando que si “vas caminando por la calle y ves a una mujer algo triste, ‘no es asunto tuyo’ pensarás, pero si piensas así, ¡qué equivocado estás! Realmente es asunto tuyo si vas caminando y te la encuentras por casualidad y no hay nadie más alrededor; debes escucharla, a veces una simple frase como ‘¿todo está bien?’, puede desencadenar muchas cosas y hasta podrías conseguir una nueva amistad. Detalles pequeños como escuchar a alguien y darle apoyo por un momento de tristeza es brindarle un poco de esperanza a esa persona”, subraya.

Frutos de servicio, entrega, generosidad, de alegría y de esperanza abundan siempre en las misiones, tanto para los pobladores como para los jóvenes que empiezan a afianzar su compromiso solidario con los más necesitados. Son también una ocasión de servicio eclesial y de acompañamiento a la labor pastoral de la Iglesia para cada pueblo. El testimonio de estos jóvenes lo demuestra.

La Familia Sodálite promueve estos viajes misioneros desde sus orígenes como un espacio de evangelización de los jóvenes y solidaridad para con las más necesitados.