Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.

Noticias

Sodalicio de Vida Cristiana / Noticias  / Misiones del MVC Chile: 10 días de evangelización y solidaridad

Misiones del MVC Chile: 10 días de evangelización y solidaridad

Entre los días 18 y 28 de enero, el Movimiento de Vida Cristiana (MVC) realizó misiones en Paico, Talagante, una zona rural de la Región Metropolitana de Chile. Setenta misioneros, entre alumnos del Colegio Saint Joseph y jóvenes del MVC, se unieron a esta causa evangelizadora y solidaria.

Un misionero evangelizando a personas de Paico, Talagante.

Durante esta experiencia misionera, las actividades incluyeron la visita a tres capillas locales, talleres para niños, asistencia al hogar de ancianos “Hogar San Francisco”, y apoyo a un centro de rehabilitación para personas que han lidiado con el consumo de drogas.

Partieron sin demora a evangelizar con alegría

Nuestro hermano el P. Carlos Zamalloa compartió: “La experiencia de acogida del pueblo fue gratificante. Varios participantes expresaron su asombro por la apertura y confianza de las personas al presentarnos como misioneros católicos”.

“Creo que nuestro lema resume bien esta experiencia: Partió sin demora a servir con alegría, haciendo referencia a la visita de María a su prima Isabel”, agregó.

Además dijo que en este año “la cantidad de misioneros se incrementó gracias al testimonio de los chicos que participaron el año pasado”.

P. Carlos Zamalloa celebrando la Eucaristía.

Por su parte, Sergio Brandao, sodálite brasileño que vive en la Comunidad de Santiago de Chile compartió: “Para mí fue muy especial poder ver la presencia y la acción de Dios entre los misioneros y en la vida de las personas que acompañamos”.

Con admiración, Sebastián, participante y miembro del equipo organizador, expresó: “Ver a tanta gente dispuesta a donar 10 días de sus vacaciones para ayudar al prójimo es algo simplemente indescriptible”.

Misioneros del MVC Chile y del Colegio Saint Joseph.

Finalmente, para Javier “estas misiones fueron una oportunidad para ir a escuchar, acompañar, y ayudar a aquellos que más los necesitaban. Fueron días llenos de servicio con niños, abuelitos y personas del pueblo, llevando la Palabra y amor de Dios a cada casa”.