Misiones MVC Piura 2014: “Vayan, sin miedo, para servir”

Piura, 01/09/14, (Noticias sodálites – Perú). Acogiendo el llamado del Papa Francisco en Río, jovenes piuranos, miembros del Movimiento de Vida Cristiana, dejaron a un lado el miedo para salir a servir a los hermanos más necesitados del Valle del Río Chipillico. Junto a miembros del Sodalicio de Vida Cristiana llevaron ayuda espiritual a diversos poblados.

misiones piura (P)

Bajo el lema “Vayan, sin miedo, para servir”, inspirado de las palabras del Papa Francisco, más de 35 misioneros de Piura y Talara realizaron un viaje de misiones al Valle del río Chipillico del 31 de julio al 8 agosto con el fin de descubrir la alegría de ser apóstoles del Señor Jesús. bajo la guía de Santa María.

Gracias al dedicado y entusiasta trabajo de los misioneros la ayuda material y espiritual que brindaron a los distintos poblados del Valle del río Chipillico alcanzaron a 1.500 personas aproximadamente que agradecen profundamente este trabajo misionero.

Para Julio Javier Rivera Santos, estas misiones fueron una experiencia de “pasar gratos momentos en cada pueblo visitado; al estar allí me di cuenta que hay hambre de Dios sin embargo aunque la gente viva muy lejos o están cansados no había pretexto para ir a misa y escuchar la palabra de Dios”.

misiones piura 3

“Misiones fue una experiencia que jamás podré olvidar”, nos cuenta Sarah Gabriela Cohen, para quien estas misiones hicieron que se diera cuenta que “no hay ni debe haber obstáculos para Evangelizar, hacer apostolado y ser la voz de Dios en pueblos que no tienen acceso a un padre y a la religión católica mas que una vez al año”. Asimismo, Cohen explica que es posible “vivir sin lo material, pero vivir sin Dios es imposible. Al ver la realidad de más cerca me hizo cambiar la perspectiva de mi vida totalmente, el estar más cerca de Dios es la mejor decisión que he podido tomar en mi vida”.

Angela Sullón, emevecista de Talara, nos cuenta que este viaje le ha brindado “un tiempo muy importante en mi vida, no sólo por ser una experiencia muy hermosa, sino porque ha sido también pieza clave para mi discernimiento vocacional”, y aclara que lo más importante de las misiones fue “que de verdad estábamos llevando al Señor Jesús al corazón de las familias, y que esa era la razón por la que Jesús me había llevado a Misiones, para que sea instrumento suyo y poder llevarlo a estas personas que se sentían muy solas y que necesitaban de Él”.

El equipo organizador de estas Misiones han producido un video sobre el mismo que puede ver aquí: