Mons. Rodríguez Carballo: «La autoridad es simplemente servir»

Consejo Superior del Sodalicio junto a Fray Guillermo Rodríguez, OFM en Aparecida (Brasil)

Nuestros hermanos del Consejo Superior han desarrollado unas jornadas de trabajo presencial en la ciudad de Aparecida, Brasil, del 19 al 22 de julio que ha contado con la presencia del P. Fray Guillermo Rodríguez O.F.M., Delegado Pontificio para el Gobierno del Sodalicio. Dentro de ellas, destaca la reunión virtual que sostuvieron con Mons. José Rodríguez Carballo O.F.M., Secretario del Dicasterio para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, que se dió al inicio de estas jornadas a través de una video conferencia.

En estas jornadas participaron todos los miembros de nuestro Consejo Superior conformado por José David Correa (Superior General), Juan Carlos Boldt, (Vicario General), Juan Carlos Tuppia (Asistente General de Instrucción), el P. Marcello Carrillo (Asistente General de Espiritualidad), Carlos Muñoz (Asistente General de Apostolado), Daniel Calderón (Asistente General de Comunicaciones) y José Antonio Dávila (Asistente General de Temporalidades).

Mons. Rodríguez Carballo compartió con nuestros hermanos la charla «El servicio de la autoridad en las Sociedades de Vida Apostólica». Inició su exposición mencionando que la autoridad entra en crisis cuando se convierte en autoritarismo o cuando se convierte en un «dejar hacer», ni uno ni otro es la forma adecuada de ejercer el servicio de autoridad, ambas pierden de vista el sentido evangelico de la autoridad.

Mons. Rodríguez Carballo, OFM. charla online

Consejo Superior y Fray Guillermo Rodríguez durante la charla de Mons. José Rodríguez Carballo, OFM

«La autoridad es simplemente servir, la autoridad se recibe, y uno simplemente responde. La autoridad es elegida por los hermanos o ‘tomado de entre los hombres’ como menciona San Pablo en su carta a los Hebreos 5,1, para servir a los hermanos. Por ello el único ejemplo del servicio de autoridad es Jesús, quien lava los pies a sus discípulos, esa es la imagen más significativa para quienes han sido llamados a ejercer este servicio».

Más adelante destacó que una característica de la autoridad es que debe saber discernir, y para ello, en primer lugar, teniendo al Evangelio como regla absoluta, dado que ninguna ley se puede anteponer al Evangelio. Debe discernir también a la luz del carisma, entendiendo el carisma no como algo fósil, teniendo en cuenta que no hay carisma tan bueno que no necesite de otros carismas, y no hay carisma tan pobre que no pueda dar algo a los demás. Y también debe discernir viendo los signos de los tiempos preguntándose ¿qué pide Dios en las circunstancias actuales?, ¿hoy, aquí y ahora?, para poder dar una respuesta desde el Evangelio.

Mons. Rodríguez Carballo, OFM. charla online

Mons. José Rodríguez Carballo O.F.M., Secretario del Dicasterio para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica

Mons. Rodríguez Carballo mencionó también que la autoridad tiene el gran desafío de tener claridad sobre las preguntas ¿quiénes somos como consagrados?, ¿dónde estamos?, ¿cómo estamos?, ¿a quiénes queremos servir?, todas estas son preguntas que la autoridad debe plantearse seriamente.

La charla de Mons. Rodríguez Carballo concluyó destacando que se debe dar prioridad a los hermanos sobre las obras, y al igual que las estructuras, éstas tienen que estar al servicio de los hermanos. Por ello, la autoridad debe discernir qué estructuras mantener, cuáles innovar, cuáles crear, y cuáles debe dejar. Pero nunca las estructuras deben ocultar la riqueza del carisma.

Reunión de trabajo del Consejo Superior del Sodalicio