“Que tu compromiso esté sostenido por la oración, la cercanía a tu familia y a tu comunidad”

José David Correa, Cankin Ma, Mons. Iván Minda y Matthew Wilson

Con profundo agradecimiento a Dios, nuestro hermano Cankin Ma Lam emitió sus Compromisos de Plena Disponibilidad Apostólica a Perpetuidad el pasado 20 de noviembre en una Santa Misa presidida por Mons. Iván Minda, Obispo Auxiliar de Guayaquil, en la capilla del Colegio Santo Domingo de Guzmán ubicado en dicha ciudad.

Esta celebración eucarística contó con la presencia de José David Correa, Superior General del Sodalicio, Matthew Wilson, superior de nuestra comunidad en Guayaquil, nuestros hermanos sodálites en Ecuador, la familia de Cankin y diversos miembros de la familia espiritual en dicho país.

Mons. Iván Minda durante la homilía.

Durante su homilía, Mons. Minda resaltó que “esta fiesta de Jesucristo, Rey del universo, nos recuerda que hemos de poner a Jesucristo, el Señor, como el centro de nuestra vida. Hemos de poner como la razón de nuestra existencia, como el fundamento de todo nuestro ser”.

Sobre los compromisos de nuestro hermano, el obispo destacó que éstos se asumen “recibiendo en su corazón a Cristo como la mayor riqueza, como ese tesoro escondido o esa perla de gran valor que vale la pena vender absolutamente todo, dejar absolutamente todo con la finalidad de adquirir ese tesoro incalculable”.

Cankin Ma emite sus compromisos de Plena Disponibilidad.

Finalmente, Mons. Minda recordó a Cankin “que tu compromiso esté sostenido tanto por la oración, la cercanía, la compañía de tu familia de sangre, de tu familia de religión, de la comunidad del Sodalicio, así como también, y muy especialmente, de la gracia de Dios, que nunca niega a quien lo pide con humildad”.

Luego de la Eucaristía, los asistentes tuvieron la oportunidad de saludar y felicitar a Cankin en este momento importante en su vida cristiana.

Sobre sus compromisos Cankin resalta que “uno de los nombres para el paso que he dado con la misión que el Señor entrega a la comunidad es el de incorporación. Creo que esta palabra es muy feliz para expresar la carga teológica que tiene la comunión y participación en el Cuerpo de Cristo desde el lugar específico que significa mi vocación apostólica. Además, esta palabra expresa mucho de lo que resonó en mi interior en la ceremonia del día de Cristo Rey”.

Nuestro hermano Cankin Ma.

“Un momento muy potente para mí”, continúa nuestro hermano, “fueron las letanías: era la Iglesia peregrina rezando e intercediendo por un hermanito suyo ante la Iglesia del cielo, de los hombres y mujeres que llevaron el Evangelio hasta las últimas consecuencias”.

Con ello, Cankin añadió que sintiéndose “renovadamente acogido en la comunión de la Iglesia, pude dar este paso tan especial en el camino de conformarme con Jesús, el Apóstol por excelencia. Ese es el horizonte que, en compañía de hermanos y hermanas que me han acompañado con tanto cariño hasta ese día, se abre para mí a partir de mi incorporación”.

Nuestros hermanos de Guayaquil junto con Mons. Minda, Cankin y José David Correa.

Agradecemos y contamos con sus oraciones por la fidelidad y apostolado de Cankin.

Natural de Ecuador, Cankin Ma es miembro del Sodalicio de Vida Cristiana desde 2008, vive y trabaja apostólicamente en la comunidad sodálite «Mãe da Reconciliação» en la ciudad de Petrópolis (Rio de Janeiro, Brasil). Recientemente concluyó sus estudios teológicos en la Universidad Católica de Petrópolis.