Radio Vaticana entrevistó a sodálite Fernando Lozada encargado de Missioni MVC 2012

Lima, 23/07/12, (Noticias sodálites – Perú). Fernando Lozada, miembro del Sodalicio de Vida Cristiana en Italia, fue entrevistado por Radio Vaticana acerca de las misiones que realizó a Perú con 55 jóvenes italianos durante 3 semanas. Nosotros conversamos con él antes de su viaje de retorno a Italia e indicó que el proyecto tenía dos objetivos: ayudar a los más necesitados y enseñar a los jóvenes italianos a que sean solidarios. Finalmente nos dijo que todos regresan cambiados y con la conciencia que después de un viaje como éste no pueden regresar a sus casas siendo los mismos.

Esta es la entrevista realizada por Paolo Ondarza de Radio Vaticana a Fernando Lozada:

La primera semana trabajamos en un barrio muy pobre de Lima, un verdadero

Fernando Lozada SCV asentamiento humano, con más de 500 mil habitantes provenientes de la sierra peruana: gente que vive en casas de paja o de materiales muy humildes. Construimos una losa deportiva y juegos para los niños, así como una gruta para la Virgen. La segunda semana nos transferimos al sur de Lima, a Cañete, donde construimos 21 casas prefabricadas, de madera, de unos 24 metros cuadrados, en un pueblo joven de nombre Bello Horizonte: allí viven en casas de esteras de unos 4 metros cuadrados. Hemos trabajado junto con las familias y nos ayudaron en todo, incluso con los terrenos pues muchos eran verdaderamente muy difíciles de trabajar: era necesario aplanarlos y nivelar el terreno para luego poner el piso. Se trabajó con martillos neumáticos para romper la roca. Fue algo verdaderamente importante para ellos, y esto solo se puede comprender por el modo en que nos agradecieron.

Fernando, 21 casas en una semana no es poca cosa: esto confirma que, a veces, falta la voluntad de ayudar a los países en dificultad.

Sí, falta buena voluta y disponibilidad: 21 casas son verdaderamente muchas. Ciertamente eran casas prefabricadas y con el tiempo se aprende y se construyen más velozmente, pero en el pasado no hubiera imaginado un día en el que hubiéramos hecho 21 casas. Espero que el próximo año sean muchas más; se necesita buena voluntad y ganas de trabajar duro. Los chicos trabajaban desde las 9 hasta las 6 de la tarde, cuando ya no había luz, pues en efecto donde trabajábamos no hay electricidad.

¿Ofrecer espacios recreativos en un pueblo joven puede ayudar a la gente en la dimensión espiritual?

Es una formación integral del ser humano. A fin y al cabo una experiencia de espiritualidad, de oración, de encuentro con el otro, es decir con Dios, es muy difícil si antes no tenemos un encuentro con el otro, el prójimo, un padre, una madre. Además se les ofrece a los niños la posibilidad de divertirse sanamente, y se evita que terminen en el mundo de la droga o siendo manipulados para robar.

¿Qué ha significado para 55 jóvenes italianos remangarse las mangas y acercarse a una realidad tan diversa a la que no están acostumbrados?

Entender que todo lo que dan por descontado no es tan así como piensan, y que viven en una realidad –esto lo han dicho ellos mismos- que con frecuencia no corresponde a la verdadera realidad, sino a una realidad anestesiada por todo el bienestar que existe. Para ellos fue aún más fundamental e importante encontrar en los ojos de estos niños una paz, una serenidad, un gozo que ellos mismos difícilmente viven.

Además de dedicar tres semanas de las tan deseadas vacaciones de verano a un proyecto solidario, han tenido que pedirles a sus familias el pago de un viaje tan costoso…

Es un sacrificio, porque mientras ellos estaban en Perú durmiendo poco y fatigando todo el día, muchos de sus coetáneos y amigos más cercanos estaban en la playa, en barco o haciendo turismo en alguna hermosa ciudad del mundo. Esto demuestra que el ser humano está hecho para la donación!

“Una experiencia que te hace reflexionar sobre el valor de la vida y de la verdadera felicidad”; “una experiencia hermosa si bien dolorosa”; “una experiencia nunca antes vivida en Italia”: cuentan Vittoria, Matilde, Federico, algunos de los jóvenes que participaron de la misión. ¿Esto confirma lo que dices?

Habría que entrevistarlos a todos! Sí, se puede ser feliz en medio a los sufrimientos, se puede ser feliz a pesar de que nos falten muchas cosas que tantas veces son verdaderamente superficiales. Borrar el sufrimiento de la vida humana es un absurdo: el sufrimiento es algo que te hace crecer y te hace entender muchas cosas.

Las misiones del MVC no se detienen aquí. ¿Cómo os financiáis? ¿Es posible ayudarlos?

Sí, ciertamente. Los chicos además del viaje que pagan, y un viaje al Perú lamentablemente cuesta mucho, depositan una pequeña cuota de 300 euros que cubre más o menos el 25-30 por ciento de los gastos para los materiales. Durante el año realizamos otras actividades –conciertos, muestras fotográficas- para autofinanciarnos, y nos apoyamos mucho en donaciones privadas. Se puede visitar nuestra página web, donde se encuentra un módulo para hacer donaciones: www.missionimvc.com.

Para leer o escuchar la entrevista, en italiano, en Radio Vaticana puedo hacerlo en este enlace: www.radiovaticana.org