“Ser ordenado diácono no es un mérito mío, sino un regalo del Señor para mí y a su Iglesia”

Ordenación diaconal de José Miguel Montoya

Ser ordenado diácono, regalo del Señor - José Miguel Montoya

Mons. Daniele Libanori, SJ. imponiendo las manos sobre José Miguel Montoya

En un ambiente de agradecimiento profundo a Dios, nuestro hermano José Miguel Montoya fue ordenado Diácono en una ceremonia presidida por Mons. Daniele Libanori, S.J., Obispo Auxiliar de Roma, el pasado 8 de septiembre, fiesta de la Natividad de la Virgen María, en la basílica San Paolo alla Regola, ubicada en la capital italiana.

En la Eucaristía estuvieron presentes José David Correa, nuestro Superior General, los hermanos de las comunidades sodálites en Italia y familiares y amigos de José Miguel. También acompañaron en la Santa Misa diversos miembros del Movimiento de Vida Cristiana en Italia y de las diferentes asociaciones de la familia espiritual en dicho país.

Ser ordenado diácono, regalo del Señor - José Miguel Montoya

Rezo de las letanías durante la ordenación diaconal de José Miguel Montoya

Durante la homilía, Mons. Libanori recordó a José Miguel que será “siervo, pero no a la manera de los hombres que ven en el servicio la expresión de una sumisión humillante. En cambio, lo serás a imagen de Aquel que no consideró un tesoro codiciable su igualdad con Dios, sino que quiso tomar la condición humana y ha salido en busca de quién estaba perdido”.

Mons. Daniele Libanori, SJ. durante su homilía

Más adelante, el obispo celebrante resaltó al ordenado que, “en el día en que la iglesia celebra el nacimiento de María, permanece siempre a su lado con confianza. De Ella aprende a custodiar la Palabra. A María pídele la pasión por el Evangelio. A Ella confíale tu ministerio, especialmente entre los jóvenes. A Ella recurre cuando tengas la impresión de no ser capaz de afrontar las pruebas que te aguardan y, si estás atento, con su silencio, podrás escuchar el eco de aquellas palabras que Ella dijo a los sirvientes: haz lo que Él te diga”.

Ser ordenado diácono, regalo del Señor - José Miguel Montoya

Mons. Daniele Libanori, SJ. haciendo entrega del Evangelario a José Miguel

Finalizada la celebración eucarística, José Miguel, se dirigió a los asistentes. Agradeciendo a Mons. Libanori, a los sacerdotes concelebrantes, a su familia y sus hermanos sodálites presentes, destacó que “mi experiencia en este momento es muy extraña: porque ser ordenado diácono no es para nada un mérito mío, y no es un regalo solo para mí, sino que es un regalo del Señor a la Iglesia y a nuestra pequeña comunidad de vida cristiana. Este don lo hace Dios teniendo en cuenta mi pequeñez y fragilidad, pero sabemos bien que el amor del Señor es siempre más grande y más fuerte”.

Ser ordenado diácono, regalo del Señor - José Miguel Montoya

José Miguel Montoya dando la Comunión a José David Correa, Superior General del Sodalicio

Agradecemos y contamos con sus oraciones por la fidelidad y ministerio diaconal de José Miguel.

José Miguel, de nacionalidad peruana, es miembro del Sodalicio de Vida Cristiana desde 2005. Desde entonces, nuestro hermano se ha desempeñado tanto en el trabajo apostólico con jóvenes como en el solidario. José Miguel emitió sus compromisos a Plena Disponibilidad Apostólica el 2 de febrero de 2017 en la ciudad de Lima, Perú.