«Ser sodálite es decir sí al Señor para poder darlo a conocer en toda circunstancia»

El pasado 30 de agosto celebramos el vigésimo quinto aniversario de los Compromisos de Plena Disponibilidad Apostólica en el Sodalicio de nuestro hermano sacerdote Rafael Ismodes. Compartimos una pequeña entrevista en la que nos comparte su experiencia al cumplir este aniversario.

Banner conmemorativo por el 25° aniversario de los compromisos de Plena Disponibilidad Apostólica del P Rafael Ismodes

Al cumplir 25 años de tus compromisos a plena disponibilidad apostólica, ¿qué significa ser sodálite para ti?

Decir sí al Señor en todo momento para poder darlo a conocer en toda circunstancia y misión. Es verme como un hijo de Santa María a quien procuro escuchar y con quien deseo colaborar para que su Hijo sea amado y conocido en medio del mundo. También significa para mí dar a conocer a Cristo y procurar que ese anuncio brote del encuentro con el Señor y con mis hermanos de comunidad.

¿Qué papel ha tenido la Virgen María en tu misión apostólica?

En mi experiencia llegué a la comunidad de la mano de la Madre. Permanezco acá por Ella, porque intercede por este pobre siervo; Ella me guía, ayuda y envía. En toda misión apostólica me he confiado a la Madre, me he descubierto enviado por Ella. Por eso, entre otras cosas, me es tan importante darla a conocer y me gusta tanto el Rosario, en particular el que rezamos comunitariamente los sábados.

¿Cómo ha cambiado tu misión para la Iglesia y el Sodalicio desde que fuiste ordenado sacerdote?

Antes estaba en un lugar de la iglesia, ahora estoy al frente… Este cambio físico implica que he sido puesto por el Señor al servicio de mis hermanos de un modo diferente: como ministro de Cristo, actuando en su nombre. Para mí es muy importante una frase que escuché al Papa Francisco: «Cuando uno es ordenado sacerdote ya no tiene privacidad. Todo su tiempo, o es para Dios o para los fieles». Mi plena disponibilidad apostólica ha adquirido ahora la dimensión sacramental, el actuar en nombre del Señor, el ser «otro Cristo», y eso me lleva a mirar con mucha intensidad el que soy plenamente disponible para el apostolado.

¿Qué expectativas tienes de tu vida en comunidad de ahora en adelante?

Desde que medité en serio por primera vez el pasaje de la Visitación de María a su prima Isabel, me impactó y se quedó grabado en mi corazón. Desde ese momento he procurado que mi vida sodálite se configure según ese pasaje. El servicio de ser sacerdote sodálite me lleva a querer servir más a mis hermanos, a donarme más a ellos. Experimento mi fragilidad y pecado, pero eso no interrumpe mi esfuerzo y deseo de vivir ese don de la Madre que es el servicio. Como dice San Ambrosio «el Espíritu Santo desconoce la lentitud». Pido a la Madre servir con su prontitud, yendo a la región montañosa, anunciando el Evangelio con la palabra y con las obras.

Por su aniversario, el P. Rafael presidió la celebración privada de la una Santa Misa transmitida en vivo por la página de Facebook del MVC Arequipa. En la homilía recordó algunos momentos importantes de su vocación y resaltó que “es hermoso el momento de entregar toda la vida al Señor de una vez por siempre y para siempre, como el amor pide ser.”

Puedes ver el video de la Santa Misa aquí:

El P. Rafael Ismodes pertenece al Sodalicio de Vida Cristiana desde el año 1984, es Bachiller y Licenciado en Filosofía y Teología. Su apostolado lo ha llevado a desempeñarse en diferentes áreas en ciudades como San José, en Costa Rica; Santiago de Chile; Arequipa, Callao y Lima, en Perú. El 6 de agosto de 2019 recibió el sacramento del orden sacerdotal.