Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.

Noticias

Sodalicio de Vida Cristiana / Noticias  / Sodálites culminan periodo de preparación hacia sus Compromisos de Plena Disponibilidad Apostólica

Sodálites culminan periodo de preparación hacia sus Compromisos de Plena Disponibilidad Apostólica

Nuestros hermanos Alejandro Molina, Johan Chon, Michael Gokie, Piero Gamarra y Rodolfo Luna terminaron su “Tiempo de integración” el pasado 15 de febrero de 2024. Martín Ugarteche, responsable de esta propuesta formativa nos cuenta más detalles sobre esta experiencia.

Alejandro Molina, Johan Chon, Michael Gokie, Piero Gamarra, Rodolfo Luna y Martín Ugarteche en Italia.

¿Qué es el “Tiempo de integración” en el Sodalicio?

Estos meses de formación se implementaron en nuestra comunidad en el año 2021, y se trata de un periodo de integración de toda la vida, en el que los sodálites se preparan para la incorporación definitiva al Sodalicio de Vida Cristiana y dura siete meses.

La palabra integración hace referencia a los diversos aspectos o dimensiones que componen la vida humana, así como a sus diversas etapas de desarrollo. Se trata de una diversidad que encuentra su unidad en el corazón de cada persona, en el sí que ella pronuncia, con toda su humanidad y su historia, al Plan de Dios. El Tiempo de integración busca acompañar a cada participante en su respuesta definitiva a la vocación a la plena disponibilidad apostólica en el Sodalicio de Vida Cristiana”, explica Martín.

Se trata de un tiempo “de una gran responsabilidad, y de un servicio delicado prestado a la Iglesia y al Sodalicio, de acompañar a mis hermanos en su camino vocacional”, comparte.

Sodálites en el Monasterio de San Benito.

Nuestros hermanos en el Monasterio de San Benito.

También nos relató su experiencia: “Es de una gratitud constante al Señor de la mies, que sigue enviando operarios, y de maravillarme por ver su acción en la vida de cada uno de ellos. Creo que mi trabajo se reduce a tratar siempre, por medio de la oración constante, de la escucha y de la reverencia, de ponerme en sintonía y en línea de continuidad con esa acción”.

¿Qué actividades realizan nuestros hermanos?

El Tiempo de integración se compone de una serie de acciones formativas. “La principal de ellas son los momentos largos de oración y reflexión personal, para lo cual todo lo demás se entiende como un insumo valioso”, cuenta Martín.

Además, “los participantes son acompañados por el formador responsable, en los diálogos quincenales de acompañamiento vocacional. Cuentan también con espacios semanales para compartir lo que van rezando y descubriendo, dejándose iluminar por la experiencia de los demás”.

Otra actividad muy importante es el mes de ejercicios espirituales ignacianos dirigidos por el Cardenal Gianfranco Ghirlanda, SJ., delegado pontificio para la formación del Sodalicio. También son de particular importancia los cursos en la Pontificia Universidad Gregoriana: “La misión en el Antiguo y el Nuevo Testamento”, a cargo de la Profesora Rosalba Manes, y “El sujeto de los Ejercicios Espirituales, la práctica y la adaptación pastoral”, a cargo del Profesor P. Jaime Emilio González Magaña.

Nuestros hermanos durante el Tiempo de integración junto a otras comunidades.

Por otro lado, recibieron talleres de “Discernimiento apostólico” e “Integración de la afectividad” a cargo de los sodálites Carlos Muñoz, Asistente General de Apostolado del Sodalicio y Humberto Del Castillo Drago, psicólogo y director del Centro Areté, respectivamente.

En cuanto a los cursos internos, Martín mencionó dos: “Hacia las fuentes de la vocación a la plena disponibilidad apostólica”, dirigido por Juan Carlos Tuppia, Asistente General de Instrucción del Sodalicio y “Lectura guiada”, a cargo de Martín.

Además, se realizaron Jornadas Marianas, a cargo de Benjamin Oldani y peregrinaciones a santuarios marianos y a iglesias con reliquias de los santos apóstoles.

Sodálites en una peregrinación durante su tiempo de integración en Italia.

Martín compartió que en este último grupo “han tenido un lugar muy especial las peregrinaciones religiosas, siguiendo los pasos de grandes santos, en especial la Virgen María y los Apóstoles, cuya experiencia de fe siempre ha sido muy cercana a los miembros del Sodalicio”.

También describió la experiencia profunda de dos momentos especiales: “La visita a los scavi de la Basílica de San Pedro, en la cual pudimos rezar ante los restos del Apóstol San Pedro, pidiéndole por nuestra fidelidad a nuestra vocación apostólica”.

Y la visita a la Santa Casa de Loreto. “En donde pudimos pedir a la Virgen María su compañía maternal, buscando unirnos a su Sí al anuncio del Ángel, en el mismísimo lugar en el cual el Verbo se hizo carne”.

Rodolfo Luna: “He experimentado el amor de Dios y la compañía de María que siempre están con nosotros”

Nuestros hermanos junto al Cardenal Ghirlanda en la Basílica de San Pablo Extramuros

Nuestros hermanos junto al Cardenal Ghirlanda en la Basílica de San Pablo Extramuros.

Uno de los participantes en este grupo ha sido Rodolfo Luna, quien nos comparte: “El Tiempo de integración ha sido una experiencia personal y comunitaria de encuentro con Dios. Un tiempo para volver a lo esencial de mi vocación que es el llamado personal del Señor Jesús para estar con Él y anunciarlo a las demás personas”.

“Han sido muchas vivencias como la oración, el estudio, la reflexión, las peregrinaciones a distintos santuarios marianos y lugares donde nacieron, vivieron y murieron muchos santos, espacios de compartir comunitario, y de estar en el centro de la Iglesia junto a Pedro”.

“A través de todas estas experiencias fui preparándome para un compromiso mayor con el Señor. Ha sido un tiempo en el que he experimentado el amor y la providencia de Dios y la compañía de María que siempre están con nosotros”.

Finalmente, esta experiencia contó con una Jornada de conclusión y evaluación del tiempo de integración, dirigida por el Cardenal Gianfranco Ghirlanda, SJ.