Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.

Noticias

Sodalicio de Vida Cristiana / Noticias  / El conmovedor testimonio de María Lam en la ordenación diaconal de su hijo Cankin

El conmovedor testimonio de María Lam en la ordenación diaconal de su hijo Cankin

El 1 de mayo, el Sodalicio celebró con gran alegría la ordenación diaconal de Cankin Ma. La ceremonia tuvo lugar coincidiendo con la festividad de San José el Obrero y contó con la presencia de familiares, amigos y sodálites. La Eucaristía fue presidida por Dom Joel Portella Amado, Obispo de Petrópolis en Brasil.

Ordenación diaconal de Cankin Ma Lam en Brasil.

En este momento tan significativo, queremos compartir un testimonio muy especial, el de la Sra. María Lam, madre de Cankin, quien nos ha conmovido con sus palabras llenas de amor y gratitud:

“Soy muy bendecida por tener un servidor de Cristo en mi familia. Mi alegría y emoción son infinitas. Nunca dejaré de agradecer a Dios por haber puesto sus ojos en Cankin para que le sirva con amor y ardiente fe”.

Abrazo entre Cankin y su mamá luego de ser ordenado diácono.

“En el año 2000, a su papi le dieron 3 meses de vida. Cankin me acompañaba a la Iglesia del Divino Niño Jesús, entrábamos de rodillas y orábamos. Y Dios fue muy bueno, le regaló más de 20 años a su papi”.

“Cuando estaba en el colegio, los concursos de matemáticas eran en Europa. Yo le decía a Cankin: ‘No hay dinero’, a sus 15 años él me decía: ‘Mami, confía en Dios, él proveerá’. Y así era. He sido testigo de tu dedicación en servir y guiar a quienes lo necesitan”.

“Ahora, con ese ardiente amor a Dios y al recibir el diaconado, que el Señor siga siendo tu guía y fortaleza. Que la Virgencita María siempre te cubra con su manto. Son los deseos de tu madre y mis oraciones por siempre”.

Palabras del nuevo diácono Cankin

Por su parte, nuestro hermano nos compartió un extracto de las palabras finales que dirigió a todos los que participaron en la Misa de Ordenación diaconal:

Ordenación diaconal de Cankin Ma Lam en Brasil.

“En una de las oraciones de la Misa de Ordenación, rezamos: confirma con tu gracia este ministerio que realizamos. Todos los que participamos en la ordenación, congregados como Iglesia con nuestro obispo a la cabeza, fuimos tocados y confirmados por la gracia de Dios”.

“Quiero enfatizar esto: Dios, la infinita comunión de Amor, es extremadamente generoso. Nunca deja de regalarnos su gracia. Recibamos sus dones con alegría. Hoy, de manera particular, a través de la ordenación de un hermano en la fe, pero, en verdad, a través de cada persona que de alguna manera se une a esta acción salvífica de Dios. ¡Déjate tocar por el Amor y la generosidad de Dios que tanto te ama!”

Y a los jóvenes que leen esto: ustedes están decidiendo el rumbo a tomar en sus vidas. No dejen que el miedo les robe la alegría de servir y amar a Dios. Y si Cristo los llama, como un día me llamó a mí, sepan que esta llamada es un gran don para ustedes y para todos. ¡No tengan miedo!”.

Nos unimos a los agradecimientos a Dios por el diácono Cankin, y rezamos por el servicio que el Señor Jesús le encomiende en nuestra comunidad.