“Una gran bendición para Areté es poder ayudar a que todos se abran a la sanación y reconciliación personal”

Medellín, 27/01/20 (Noticias del Sodalicio – Colombia). El pasado 25 de enero el Centro de Psicología Católico Areté cumplió ocho años de fundación y su director, Humberto Del Castillo Drago, nos concede una entrevista en la que nos cuenta acerca de este proyecto.

¿Cómo nace la idea de crear Areté?

Luego de un tiempo de llegar a Medellín, Colombia, pude comenzar a estudiar psicología, que era algo que siempre me había gustado y llamado la atención. Estudiando psicología me di cuenta de la gran necesidad que tenían las personas de ser escuchadas y ayudadas a resolver distintos problemas psicológicos y psiquiátricos. También comprobé que la “psicología contemporánea”, es una respuesta para el hombre, sin Dios, sin fe, espiritualidad, es allí como —en diálogo con distintos amigos— descubrí la necesidad de una psicología integral y católica.

Entonces, organizamos talleres de reflexión, grupos de estudio, seminarios de formación, todo con la idea de estudiar, reflexionar y plantear los fundamentos de una psicología y psicoterapia católica, luego de varios años, todo ello nos fue llevando a la convicción de que Dios quería que nos lancemos a la aventura de conformar el primer Centro de Psicología Católico, desde donde se trabaje en una propuesta de psicoterapia católica, lo que hoy llamamos la psicoterapia de la reconciliación y que se trabaje en los distintos áreas de la psicología desde la mirada integral de la persona humana.

¿Cuál crees que ha sido la mayor bendición que tenido el proyecto durante sus 8 años?

Es difícil hablar de una sola bendición durante estos 8 años, considero que somos una obra de Dios, un Centro querido por el Señor, para ayudar a muchas personas a través de una psicología integral y católica, que colabore con las personas a que acogen en sus vidas el don de la reconciliación y vivan la virtud en su cotidianidad. Hoy en día muchas personas sufren de depresión, ansiedad, ataque de pánico, dependencia emocional y eso hace que no sean felices y que vivan alejados de sus seres queridos y de Dios.

Creo que una gran bendición para Areté en este tiempo es poder ayudar día a día a que los distintos usuarios del Centro se abran a la sanación y reconciliación personal, y a recuperar la esperanza de tener un auténtico sentido de vida y la fe en una vida plena y virtuosa.

¿Cómo crees que Areté contribuye al desarrollo de una psicología católica?

De distintas maneras, por ejemplo, a través de las terapias psicológicas donde se desarrolla la psicoterapia de la reconciliación, o las terapias psicológicas a personas de bajos recursos a través de los psicólogos de areté o de nuestros practicantes.

Desde sus inicios, Areté ha considerado fundamental formar a distintos psicólogos o personas con profesiones afines, también venimos formando a distintas personas, brindándoles muchas herramientas a través de nuestras escuelas “Amores de afectividad y sexualidad” y la de “Familias Virtuosas”, dando en esta última herramienta psicológica para padres de familia.

Los tres libros editados por Areté, son una expresión de Psicología y Psicoterapia católica, “Reconciliación de la Historia Personal”, “Afectividad y Sexualidad en la Vida Cotidiana” y “Creciendo en Valoración Personal Día a Día”, son un granito de arena importante.

La presencia de Areté en los medios de comunicación también es una gran bendición para distintas personas, y una gran ocasión de informar y ayudar a muchos; los tres programas radiales en Santa María la Paz, la serie “Areté” en EWTN, el blog “Psicología y virtud”, los “Flash Areté”, y los audios “CreSer”, llegan día a día a muchas personas.

¿Qué expectativas tienes de Areté hacia el futuro?

Que, por gracia de Dios, nos sigamos fortaleciendo y creciendo, para ayudar a muchas personas, que podamos seguir formando psicólogos en nuestra mirada y en la psicoterapia de la reconciliación, que sean cada día más los que reciban nuestros cursos o talleres sean presenciales o virtuales. Esperamos que la Red de Psicólogos Católicos, crezca y se fortalezca para ayudar a muchos a que acojan en sus vidas la reconciliación y vivan la virtud: que es Jesucristo mismo.

Humberto Del Castillo Drago, natural de Lima, Perú, es miembro del Sodalicio de Vida Cristiana desde 1981. Tras los años iniciales de formación religiosa, se dedicó al apostolado juvenil, vocacional y a la consejería espiritual. Actualmente, se dedica a la psicología clínica y la formación y capacitación de distintas personas desde la dirección del Centro Areté. También es autor de los libros ‘Creciendo en la Valoración Personal Día a Día’ (2019) ‘Reconciliación de la Historia Personal’ (2015) y ‘Afectividad y Sexualidad en la Vida Cotidiana’ (2017). Humberto ha dado un sinnúmero de conferencias, seminarios y talleres sobre temas relacionados.