Entrevista a Germán Chávez Contreras, Rector de la Universidad Católica San Pablo

Universidad Católica San Pablo - Entrevista a Germán Chávez

Este 2022 la Universidad Católica San Pablo (UCSP) de Arequipa, Perú, se encuentra celebrando sus bodas de plata con diversas actividades que, con profundo agradecimiento a Dios, vienen realizando. Con este motivo, conversamos con Germán Chávez Contreras, Rector de la UCSP, quien nos cuenta sus reflexiones de estos 25 años de dicha casa de estudios.

¿Qué significa para la Universidad alcanzar estos 25 años?

Estos 25 años significan toda una vida de haber recibido tantas bendiciones del Señor. Significa que efectivamente, la UCSP es un proyecto del Señor y que Él estará con nosotros como comunidad universitaria, independientemente de si los momentos son complejos, difíciles o si son tiempos de tranquilidad y prosperidad para la Universidad.

Significa que el Señor nos ha puesto en las manos una Universidad para aportar al bien común, para trabajar desde la investigación, la enseñanza (en pre y postgrado) y desde el servicio y proyección a la sociedad, por la evangelización de la cultura, por la construcción de una sociedad mejor.

¿Para la UCSP qué significa ser parte de la misión evangelizadora sodálite?

La evangelización de la cultura es el por qué de la Universidad Católica San Pablo. Está expresado en nuestra “Declaración de Responsabilidad” y es uno de los cuatro grandes pilares que informan nuestro quehacer en cuanto a la búsqueda del saber (investigación), la formación integral de los futuros líderes para la evangelización de la cultura y del servicio y proyección social, llegando no solo a la empresa pública y privada, sino también a las comunidades que más necesitan de nosotros, a las que nos aproximamos con nuestro mensaje evangelizador, desde nuestras capacidades y posibilidades institucionales.

Esto es lo que hemos heredado del Sodalicio de Vida Cristiana que no solo nos dio la partida de nacimiento como Universidad Católica, sino que nos acompañó y nos nutrió de su espiritualidad con la presencia de los hermanos sodálites que siempre estuvieron dispuestos a compartir con la comunidad universitaria lo complejo y lo reconfortante de hacer universidad.

Universidad Católica San Pablo - 25 aniversario en Arequipa

Universidad Católica San Pablo en Arequipa (Perú)

¿Cómo se ha ido plasmando el carisma sodálite en la UCSP?

La presencia efectiva, afectiva y cercana de los hermanos del Sodalicio ha permitido vivir de manera natural esa preocupación por el proceso de santidad del hermano, de todos los miembros de la comunidad.

El apostolado es claramente entendido en la comunidad UCSP como el espacio de evangelización que tiene muchas formas en cuanto a cómo se manifiesta: desde las prácticas sociales a cargo de la Dirección de Comunidad Universitaria, que compromete prácticamente a toda la comunidad; los programas sociales que sensibilizan a alumnos, profesores y administrativos para salir al encuentro en perspectiva de servicio al más necesitados; la celebración permanente de la Santa Misa en el campus, la presencia de nuestro Capellán que asiste espiritualmente a todos los miembros de la comunidad universitaria, la devoción que crece cada día a nuestra Madre la Inmaculada Dolorosa, nuestro compromiso explícito con la Iglesia Católica y la permanente reflexión en espacios de vivencia espiritual (Jornadas, retiros, liturgias, etc.), nos ayudan a expresar que la Universidad Católica San Pablo es la Universidad que es, gracias al Sodalicio de Vida Cristiana, que siempre estuvo con nosotros y entre nosotros, motivados y comprometidos con nuestro camino de salvación.

¿Cuáles consideras que son las mayores bendiciones recibidas durante estos 25 años?

En primer lugar, la catolicidad de nuestra universidad iluminada por el carisma sodálite que no solo se quedó en la comunidad universitaria, sino que llegó a las familias de sus miembros y más allá aún.

La presencia permanente, cercana y generosa de los hermanos de la comunidad sodálite que siempre nos acompañaron y nos apoyaron en lo espiritual y en lo concreto y temporal, llegando incluso a asumir la actividad docente en la formación humana de alumnos, profesores y personal administrativo.

La presencia de la Divina Providencia en los momentos en los que más necesitábamos. Nos dio la presencia de alguna persona muy especial y necesaria o la posibilidad de conseguir el apoyo económico del sistema financiero en momentos difíciles. Nos asistió en la toma de las decisiones correctas sin hipotecar nuestros principios rectores católicos, a pesar de las diversas dificultades por las que hemos pasado.

¿Cuáles han sido los mayores desafíos que han enfrentado en estos años?

En los últimos años pienso que la nueva ley universitaria (Ley 30220) nos puso en un nuevo escenario complejo, pues prácticamente se nos retiró la “autorización definitiva” que logramos el año 2003 y nos tuvimos que someter a un proceso de licenciamiento con muchas complicaciones y algunas bondades. Finalmente, logramos licenciar la UCSP el año 2017, siendo la primera universidad licenciada en la macro región sur del país. Sin embargo, la gestión de la UCSP bajo la administración de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) no deja de ser lenta y burocrática cuando se trata de ampliar nuestra oferta académica.

La pandemia ha sido otro momento intenso para la comunidad universitaria que ha exigido mucho compromiso de todos los miembros de la comunidad y una gran capacidad de adaptación. A Dios gracias, la grandeza afloró en cada miembro de nuestra comunidad, y ante la adversidad, salimos al encuentro y pudimos apoyar a alumnos, profesores y personal administrativo. Sin embargo, no podemos negar que hubo mucho sufrimiento y dolor.

El retorno a la presencialidad también se ha convertido en un nuevo reto, pues los dos años de virtualidad que hemos vivido, han dejado muchas cosas que deben aquilatarse y evaluarse para servir mejor a nuestros estudiantes, hacer investigación que busque resolver los graves problemas de la sociedad y proyectarnos a la sociedad con nuevas herramientas que nos permiten llegar a más personas.

Campus de la Universidad Católica San Pablo

¿Qué expectativas tienen para el futuro?

Yo siempre he mencionado que la Universidad Católica San Pablo ha nacido para 500 años, aunque tanto Miguel Salazar (Prorrector para la Persona y Cultura) como Alonso Quintanilla (Prorrector para el Desarrollo) me hicieron reflexionar que la Universidad de Salamanca cumplió hace poco 800 años.

Creo que, a sus 25 años de vida institucional, la UCSP se ha consolidado en lo económico-financiero, sin que esto signifique que no existan situaciones que nos lleven a manejar con mucho cuidado y planificación nuestros presupuestos anuales, los operativos y de inversión.

Tenemos grandes expectativas en que la UCSP pueda impactar cada vez más en el entorno, desde sus capacidades y posibilidades institucionales. Ya contamos con el Prorrectorado para el Desarrollo, que cuenta además con el Observatorio para el Desarrollo Humano, desde donde podremos conocer el comportamiento de diversos indicadores económicos y sociales que nos permitirán aportar en mejores condiciones con propuestas o proyectos que impacten positivamente en el entorno.

Tenemos una gran ilusión en ofrecer pronto a Arequipa la Escuela Profesional de Medicina Humana (Ya contamos con el Departamento de Medicina-paso previo), para poder aportar desde este importante lado de la ciencia, formando profesionales de la salud con gran capacidad profesional, con principios humanos y cristianos y con mucha sensibilidad humana.

Seguiremos consolidándonos como Comunidad Universitaria y Católica comprometida con la construcción de una sociedad más justa, humana y reconciliada.

Cabe destacar que la UCSP nos invita a participar del conversatorio ‘Caminos de Reflexión – La San Pablo y el Sodalicio de Vida Cristiana’ para el próximo 18 de abril a través de la plataforma digital ZOOM. Los interesados pueden inscribirse en este enlace.