Ser pobre de espíritu en tiempos de pandemia (en inglés)